Pablo Iglesias quiere que la Asamblea Ciudadana de Podemos se celebre el mismo fin de semana que el congreso del Partido Popular: "Que la gente compare dos proyectos antagónicos: el nuestro y el del PP".

A falta de que lo confirme el consejo estatal serán por tanto los días 10, 11 y 12 de febrero cuando se libre una batalla política entre proyectos diferentes. Con ideas distintas que Iglesias, dice, se esforzará en integrar: "Sería bueno que hubiera acuerdo, pero si no es así tampoco pasa nada".

Para Errejón, lo importante es que el debate a partir de ahora sea de ideas y no una pelea de gallos: "Debe ser un debate de ideas y no una pelea de gallos".

Iglesias asegura que ya ha hablado con Errejón sobre ese rumbo político. Aunque de cara a un acuerdo no esconde que hoy por hoy está más cerca de las posturas anticapitalistas.

Algo en lo que también reconocen los anticapitalistas, que han presentado su propio proyecto y que ven difícil consensuar con Errejón. "Comparto más cosas con Pablo Iglesias que con Íñigo", explica Miguel Urbán. Pablo iglesias asegura que de cara a ese Congreso no siente peligrar su liderazgo, porque se siente abrumadoramente apoyado.