Ante el debate abierto en Podemos, Pablo Echenique lanza un claro toque de atención: "Las guerras internas nos desangran, nos queman y nos hartan, hay que extirpar las malas hierbas".

Defiende que no es una amenaza y que lo dijo en tono jocoso dentro de un espacio de confianza. Pero advierte de que no es momento de disputas internas: "Se equivocó todo el mundo, en nuestro caso, el error es compartido".

Porque insisten en que todas las decisiones fueron consensuadas. Pero de cara al futuro, dice Errejón, hay que repensarse la coalición con Izquierda Unida: "Habría que evaluar con más cuidado este caso, dos más dos no son cuatro. El acuerdo no parece haber funcionado".

Reflexión también pide uno de los referentes de Podemos, Mónica Oltra, pero en principio seguiría adelante con el pacto: "Diría que sí pero cambiando algunas partes y explicando mejor las cosas".

Ahora Podemos se centra en el análisis y a la pregunta de si va a haber responsabilidades, contesta el secretario de Organización: "Cuando sepamos qué ha fallado, haremos las modificaciones necesarias". Ante las discrepancias, en una semana esperan tener el estudio que les saque de dudas.