El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recibido una llamada esta mañana de Pablo Casado para interesarse por el conflicto entre Ucrania y Rusia, según ha podido saber laSexta.

El líder de la oposición llevaba meses quejándose de que no había interlocución entre ambos -han estado ocho meses sin comunicarse- y finalmente ha sido el popular el que ha llamado a Pedro Sánchez por este conflicto.

En esa conversación, Casado le ha reiterado el apoyo del PP para ejercer sus obligaciones en el marco de la OTAN y le ha instado a que comparezca en el Congreso de los Diputados para ofrecer una mayor transparencia en esta crisis. De hecho, el Grupo Parlamentario Popular formalizará esa solicitud de comparecencia en las próximas horas ante la Cámara Baja.

Además, el líder de la oposición le ha transmitido "la importancia de la unidad de acción dentro del Gobierno" tal y como, aseguran las fuentes, sucede en el resto de países de Europa. También le ha ofrecido también "el apoyo y la experiencia" del Partido Popular en el plano internacional.

Según fuentes del Gobierno, la conversación ha durado en torno a 25 minutos y el presidente Sánchez ha agradecido el apoyo del PP a la posición del Ejecutivo y le ha dejado a Casado que en todo momento España va a mantenerse firme con la legalidad internacional, que pasa por respetar la integridad territorial de las naciones, como es el caso de Ucrania. Así lo ha confirmado posteriormente el propio Sánchez en rueda de prensa: "He agradecido al PP el apoyo al Gobierno en esta crisis. Creo que es importante que desde el Gobierno y desde la política española se de ese mensaje de unidad que estamos dando".

En esta línea, Sánchez le ha trasladado que las herramientas necesarias son la unidad en el seno de la Unión Europea, así como la coordinación de la UE con la OTAN para garantizar un diálogo exigente con Rusia. Según le ha comunicado, la prioridad pasa por la disuasión y la desescalada a través de la diplomacia.

Según ha informado Moncloa, el presidente también ha comunicado a Pablo Casado que el Gobierno mantendrá puntualmente informados a los grupos parlamentarios a través del ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, o del propio presidente del Gobierno si las circunstancias lo hicieran necesario.

La reforma laboral y los fondos europeos, otros temas de la llamada

Además del conflicto de Ucrania, Sánchez y Casado han hablado también sobre la reforma laboral y el presidente le ha pedido explícitamente que apoye la convalidación de esa reforma en el Congreso y que, si su grupo no la quiere apoyar, al menos que se abstenga para no obstaculizar que esa reforma salga adelante. "Si no quiere votar a favor al menos que facilite la convalidación de este importante acuerdo para los trabajadores y empresas de nuestro país", ha explicado Sánchez.

También han abordado las críticas del Partido Popular al reparto de los fondos europeos para la recuperación. Según las mismas fuentes, Sánchez ha sido muy contundente y le ha pedido a Casado que deje de sembrar dudas sobre la distribución de esos fondos porque esa estrategia solo daña la imagen de España.

"Le he pedido al principal partido del a oposición que después de las respuestas que se han dado por parte de la Comisión Europea a los fondos europeos, cese y rectifique su posición porque no es bueno para España que hasta incluso la imagen del principal partido de la oposición quede dañada ante las instituciones europeas, que es lo que está ocurriendo", ha aseverado el presidente.