El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, ha acusado a laSexta de organizar la bronca que una víctima de violencia de género le gritó en el consistorio tras su discurso negacionista de la violencia machista en el Día Internacional contra la Violencia de Género.

En una entrevista en Intereconomía, el político de extrema derecha ha asegurado que los "responsables de comunicación" de Vox le "confirmaron" que "periodistas de laSexta habían estado hablando previamente con Nadia Otmani".

Ortega Smith señala que el equipo de laSexta estuvo "preparándola y acercándola precisamente en el pasillo cuando había otras personas en silla de ruedas que estaban en la parte de atrás de este salón de actos". "A esta persona la trajeron y le pusieron la silla justo al lado mío para que, cuando yo terminara la intervención, le tocara el turno a ella para hacer aquello", ha señalado.

Se trata de unas acusaciones completamente falsas. La periodista de laSexta Ángela Vera, encargada de cubrir aquel acto institucional, no habló previamente con Nadia Otmani. "No, no fue una película. Fue tan triste como real. Respuestas con argumentos, sí. Mentiras, no", ha respondido la periodista a través de Twitter.

 

Este martes, Ángela Vera ha pedido una explicación al dirigente de Vox por esas falsas acusaciones y Ortega Smith se ha limitado a señalar a la periodista con el dedo para decirle "usted habló con ella".

El líder de extrema derecha no solo mantiene las acusaciones sino que se inventa y señala directamente a la periodista de laSexta, que entrevistó a Nadia Otmani después de que se produjera el incidente, como, por otro lado, hicieron prácticamente el resto de medios de comunicación.

Disculpas de Smith

Después de quedar en evidencia la falsedad de su afirmación, a última hora Ortega Smith de esta mañana ha pedido disculpas a nuestra compañera Ángela Vera, la periodista que estaba en el acto contra la violencia machista y la primera en negar las acusaciones del concejal.

Smith se ha disculpado con ella y le ha dicho que ha sido un malentendido. Que le comentaron que la habían visto hablando con Nadia antes del encontronazo y que le habían dado mal la información.

Así fue la reprimenda de Nadia Otmani contra Ortega Smith

En el acto institucional por el Día Contra la Violencia Machista en el Ayuntamiento de Madrid, el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith hizo un criticado discurso en el que atacó con dureza a la ley contra la violencia de género, que calificó de "discriminatoria" e "injusta".

Unas palabras que desataron la rabia de Nadia Otmani, una víctima de la violencia machista en silla de ruedas por defender a su hermana de la agresión de su pareja. "Llevo 20 años luchando contra la violencia de género, en una silla de ruedas. No se hace política con eso. ¡Qué ya nos está costando mucho!", le gritó ante los medios de comunicación. En el siguiente vídeo puedes ver el momento.

La lucha de Nadia Otmani

El 5 de octubre de 1997, Nadia se encontraba en Madrid visitando a su hermana Rashida. Cuando volvió a casa, después de hacer unas compras, encontró a esta muy nerviosa. Había tenido una fuerte discusión con su marido y él le había echado.

Ambas mujeres decidieron salir a la calle para hablar con más calma. Rashida llevaba a su hijo de un año y medio, Ismael, entre sus brazos.

Cuando estaban a punto de cruzar el umbral de la puerta, vieron en el reflejo del cristal al hombre, que se dirigía hacia ellas. Rashida echó a correr con el pequeño y Nadia se interpuso entre la pareja.

En ese momento, el marido de su hermana sacó una pistola y le disparó un tiro a la cabeza. Una vez ya en el suelo, el hombre volvió a apretar el gatillo dos veces.

El segundo disparo le provocó una lesión en la médula que dejó a Nadia en una silla de ruedas de por vida.

"Mi hermana no se quejaba de nada. Mi cuñado la había convertido en una esclava de la casa y la tenía dominada. Se había vuelto muy violento. Con el tiempo supe que hasta había intentado tirar por la ventana a uno de sus hijos. Puedo decir que estoy viva de milagro", explicó en una entrevista.

Ella denunció a su cuñado, pero no llegaron a tomarle declaración en el juicio. El hombre fue condenado a nueve años de prisión, "ero a los dos ya disfrutaba del segundo grado. Y dos años más tarde, del tercero".

"Lo condenaron también a indemnizarme con 240.000 €, pero no he cobrado nada: ni la parte que corresponde al Estado, porque yo no llevaba más de cinco años residiendo en España, ni la parte que le tocaba a él. Tampoco ha pagado un céntimo a mi hermana por los niños... ¿Dónde está la justicia?", reclamaba.