Oriol Junqueras publica en laSexta.com una tribuna de gran trascendencia política. Por el momento, en pleno debate sobre los indultos a los presos del procés, y por lo que transmite: es la primera vez que desde el independentismo se hace autocrítica tan claramente, la primera que se admite que la vía unilateral no funciona, y la primera que se reconoce que los indultos son una medida que alivia.

El líder de ERC -condenado a 13 años de cárcel por el referéndum ilegal del 1-O y la declaración unilateral de independencia en 2017- admite que la respuesta de los independentistas en ese momento no "fue entendida como plenamente legítima por una parte de la sociedad, también de la catalana", y aunque su voluntad, dice, es la de siempre -"la independencia"-, asume la necesidad de cambios. "Necesitamos ser más; una mayoría incontestable, plural y transversal, que demuestre que gobierna bien y para todos, y que ponga en el centro de la agenda la resolución del conflicto político existente por vías democráticas".

La tribuna, adelantada en laSexta en primicia y que también publica ARA en catalán, el líder republicano defiende la autodeterminación y el pacto, la conocida como vía escocesa: "Defendemos la autodeterminación porque queremos que toda la ciudadanía de nuestro país, toda, pueda decidir si desea que Cataluña sea un estado independiente en forma de república o si apuestan por mantenerse dentro del Estado español (...) Tres cuartas partes de la ciudadanía de Cataluña defiende que la solución al conflicto político existente se resolverá votando en un referéndum. No podemos negar la realidad, nadie. No podemos actuar como si estos consensos no existieran. Nadie".

Referéndum pactado

"Y hoy seguimos creyendo que la mejor vía para hacerlo, como siempre hemos defendido, es la vía escocesa. La vía del pacto y el acuerdo, la vía del referéndum acordado. Es la opción que genera más garantías y reconocimiento internacional inmediato. Porque sabemos que otras vías no son viables ni deseables en la medida en que, de hecho, nos alejan del objetivo a alcanzar.

A continuación, hace toda una declaración de intenciones al aseguran que nunca renunciarán ni al diálogo ni a la negociación: "Sería una ingenuidad creer que el diálogo político con el estado dará frutos tangibles de forma inmediata, pero creer que podemos prescindir de él sería una irresponsabilidad carísima. Por mucho que se critique y se ridiculice, la mesa de diálogo y negociación entre gobiernos es un éxito en sí misma porque abre un espacio para la potencial resolución del conflicto.

"Estamos ante un conflicto político y éste sólo se podrá resolver por vías políticas y democráticas. Siempre hemos dicho que hay que volver al ámbito de la política, de donde no se nos debería haber hecho salir nunca. Ahora es el momento de la audacia política, el coraje democrático y la reconciliación social. Porque la conciliación del conjunto de nuestra ciudadanía es fundamento imprescindible del futuro.

Indultos

Junqueras también reflexiona sobre los indultos que el Gobierno se plantea conceder a los presos condenados por el procés. Aunque mantiene que la amnistía es la prioridad "para acabar con la persecución judicial", sostiene que la cuestión "no termina ni con los exiliados ni con los presos y presas políticas, sino que hay que hacerla extensiva al resto de las 3.000 personas que sufren causas judiciales".

Sin embargo, por primera vez, habla de los indultos como "gestos que pueden aliviar el conflicto, paliar el dolor de la represión y el sufrimiento de la sociedad catalana, y cualquier gesto en la línea de la desjudicialización del conflicto ayuda a poder recorrer este camino.

"Pero para que este nuevo paradigma sea posible es importante que las dos partes muestren su voluntad y predisposición. Nosotros hace tiempo que, a pesar de estar en la cárcel privados de libertad, nos sentamos a la mesa y mantenemos siempre la mano tendida. Es el momento de que el gobierno español demuestre su compromiso con la reconciliación, el diálogo, y la negociación, mirando al futuro", concluye.