Los equipos de rescate de Open Arms han salvado a unos 100 migrantes, incluidos niños y bebés, en el Mediterráneo Central. Al menos cinco personas que ocupaban la barca han perdido la vida, y la ONG ha conseguido recuperar sus cuerpos.

Los migrantes naufragaron a 70 millas náuticas de Libia cuando el suelo de la precaria embarcación en la que viajaban se rompió. Todos sus ocupantes han acabado en el mar.

Esta misma mañana el Open Arms había localizado la embarcación y repartido mascarillas y chalecos salvavidas entre sus ocupantes.

 

Tras varias horas de rescate, los migrantes han sido trasladados a la embarcación del Open Arms, donde los equipos médicos han trabajado intensamente para estabilizar a los casos más graves. También han subido a bordo los cuerpos rescatados sin vida de los cinco migrantes fallecidos.

Se trata del segundo rescate en la zona en las últimas 24 horas. Frente a las costas de Libia este martes han fallecido ahogados 13 migrantes tras un naufragio, entre ellos tres mujeres y un niño.