El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) ha aprobado la actualización de las actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19 elaborado por técnicos de Sanidad. Aunque el documento ha salido adelante, ha contado con el voto en contra de Cataluña, Madrid, Andalucía, Galicia y Murcia. También, con la abstención de Castilla y León y de la ciudad autónoma de Melilla.

País Vasco, que se había mostrado igualmente en contra, no ha votado. "Hasta ahora, el documento era el de semáforo" donde se establecían "unos indicadores comunes", según ha indicado la ministra de Sanidad, Carolina Darías, que ha pasado a aclarar que en esta ocasión se ha hecho "una declaración de actuaciones coordinadas" para continuar luchando contra la pandemia de coronavirus en España.

En este sentido, Darias ha certificado que la declaración de actuaciones coordinadas se "ha modificado", señalando que estas nuevas medidas "son de obligado cumplimiento" y que las comunidades son conscientes de ello, Además, que entrarán en vigor cuando se publiquen en el BOE. Sanidad ha querido recordar que esos mismos indicadores incluidos en el documento, así como los niveles de riesgo y medidas propuestas, "están en permanente revisión para ir adaptándose a la situación actual".

"Se trata de que en estas comunidades que estén en estos niveles vayan abriendo", ha matizado Darias. La actualización de las actuaciones aglutina unos criterios básicos de restricciones dependiendo del nivel de riesgo de cada territorio, y renueva algunas de las recomendaciones ya establecidas desde el pasado octubre en España.

Discotecas y ocio nocturno

La novedad más importante está en las discotecas y locales de ocio nocturno: hasta ahora, la recomendación ha sido que permanecieran cerradas en cualquier nivel de riesgo, pero esta actualización permite que se puedan abrir en los territorios que se encuentren fuera de los niveles de riesgo o en nivel de alerta 1. En estos establecimientos se podrá consumir alimentos y bebidas, estando sentado. Además, deberá asegurarse el mantenimiento de la distancia de seguridad mínima de 1,5 metros entre mesas.

De momento, no se mencionan las pistas de baile, así que habrá que esperar. ¿Hasta qué hora podrán estar abiertas? Según el documento, en las regiones con baja incidencia se permitirá hasta las 02:00 horas, pudiendo ampliarse el horario hasta las 03:00 horas. El aforo que se contempla es del 50% en el interior, con seis personas por mesa como máximo, y es importante no olvidar la mascarilla. En el exterior, las mesas serán como máximo de diez personas.

En cambio, en el nivel 2 serán las autonomías las que determinarán que se permita la apertura de estos locales, advirtiendo que en cualquier caso el aforo máximo será de un tercio en interiores. En los niveles 3 y 4 no se permitirá la apertura de dichos locales. Esto es, si una comunidad supera los 150 casos de incidencia, no podrá abrir las discotecas. Así que, a día de hoy, las que mantendrían el cierre son País Vasco, La Rioja, Aragón, Madrid, Andalucía y Melilla.

Desde el sector de la noche dicen que no se les ha tenido en cuenta para esta desescalada. "El Gobierno no ha hecho una desescalada acorde con las necesidades del sector, y sin tener en cuenta miles de empresas", ha denunciado Ramón Mas, presidente de 'España de Noche'.

Eventos multitudinarios, hostelería y tabaco

Otra de las novedades es la de la celebración de eventos multitudinarios tanto al aire libre como en espacios cerrados. También se retomarían. En las zonas de baja incidencia, se separarán los espacios en sectores con grupos de máximo de 1.000 personas con un punto de acceso para cada uno. Si son en el exterior, se permitirá un aforo de hasta 10.000 personas, y el público podrá estar de pie o sentado. Pero para comer o beber, solo se podrá hacer en butaca. También, en la nueva normalidad y bajo niveles de alerta 1 y 2, no se permitirá fumar, consumir otros productos del tabaco ni cigarrillos electrónicos en estos espacios.

Por otro lado, en espacios cerrados, sólo podrá haber un máximo de 5.000 personas. Únicamente se podrá estar sentado con mascarilla y con asientos preasignados, previo registro, que mantengan la distancia de seguridad. Asimismo, el consumo de alimentos y bebidas se realizará únicamente en el área destinada a ello y además se reforzará la vigilancia del uso de mascarilla durante la estancia en el evento, así como en los momentos de entrada y salida.

Por su parte, los territorios con incidencia por debajo de 25 -nueva normalidad- tendrán que seguir con algunas recomendaciones en hostelería hasta que no se alcance el 70% de inmunidad. En el interior, el aforo podrá ser del 60%, con un límite de seis comensales por mesa, y volvería el consumo en barra. También se activará el aforo completo en terrazas siempre que haya distancia de 1,5 metros entre mesas, y no más de 10 personas en cada una.

Sobre la mesa del Consejo Interterritorial se ha puesto de nuevo la prohibición de fumar en espacios públicos donde no se garanticen los dos metros de separación.

¿Cómo se mide el nivel de alerta?

Para evaluar esos niveles de alerta se tienen en cuenta los indicadores relativos a la situación epidemiológica, la capacidad asistencial, la capacidad de salud pública y las características y vulnerabilidad de la población de riesgo. De esta forma, los indicadores de riesgo se dividirán en dos bloques y en cinco niveles de gravedad:

El bloque 1 incluirá la incidencia acumulada en 14 días, la incidencia acumulada en 7 días, la incidencia acumulada de mayores de 65 años en 14 días, la positividad global de las PDIA por semana y el porcentaje de casos con trazabilidad. El bloque 2 incluirá la ocupación de camas de hospitalización por COVID-19 y la ocupación de camas UCI por casos de coronavirus.

En la tabla que acompaña estas líneas puedes observar los valores que deberá tener cada indicador para considerar la situación de alerta como extrema, alta, media, baja o de nueva normalidad.