Ocho personas han sido detenidas y un agente ha resultado herido en el centro de Santander tras una concentración de protesta contra las restricciones por el coronavirus que derivó anoche en un enfrentamiento entre los manifestantes y la Policía.

En la concentración, convocada a las 23.00 horas por las redes sociales, participaron unas 150 personas, que, según ha informado a Efe fuentes de la Policía Nacional, quemaron contenedores, causaron daños en el mobiliario urbano y lanzaron adoquines y botellas contra los agentes.

Los disturbios empezaron en la plaza del Ayuntamiento y se extendieron por las calles aledañas, mientras a los participantes en la protesta se iban uniendo más personas. En los enfrentamientos resultó herido un agente por el lanzamiento de una botella, cuyo estado no es grave, según la Policía.

 

Entre los ocho detenidos, siete hombres y una mujer, hay dos menores de edad. Los disturbios finalizaron después de la medianoche, cuando empieza el toque de queda en Cantabria, cerrada perimetralmente desde el jueves por la noche.