"Es complicado que no haya prórroga" de los Presupuestos. Así lo admiten fuentes parlamentarias a laSexta. Ante la dificultad del Gobierno para reunir los apoyos suficientes, ya planea esta idea y sobre la mesa está una prórroga aunque sea por poco tiempo. Reconocen que los tiempos están muy justos. El plan, según dijo Iglesias en 'Al Rojo Vivo', era tener un borrador a finales de septiembre.

La propia Carmen Calvo, antes de la ronda de contactos de esta tarde, ha reconocido que se podrían prorrogar "pero unos días solo". "Intentamos hacer las cosas bien y en tiempo. Hace falta que todo el mundo ayude. Vamos a intentarlo y si no se podrán prorrogar unos días, pero unos días solo. Todos pueden participar", ha añadido la vicepresidenta ante los medios.

Este miércoles, el vicepresidente Pablo Iglesias se ha reunido con representantes de Bildu y ERC para intentar cosechar sus apoyos. Según ha confirmado laSexta, ERC y Bildu quieren una legislatura duradera para no dejar espacio a la derecha y reclaman que las cuentas se aprueben con la mayoría de la investidura. Quieren que se deje de lado a Ciudadanos y a cambio se comprometen a dar estabilidad. Por su parte, y tras la reunión, Iglesias también constata la buena disposición de ambas formaciones al diálogo y la negociación con el Gobierno de coalición.

Lo cierto es que el líder de Podemos siempre ha mantenido que las cuentas las debería sacar el Ejecutivo de coalición con los apoyos de la investidura. Una idea que repiten en su partido ante el mantra del PSOE de negociar con todos, sin despreciar el apoyo de Ciudadanos. Pero Ciudadanos tampoco quiere a Unidas Podemos, aunque no se cierre a pactar las cuentas con el PSOE dada la excepcionalidad, dicen, del momento, que hacen necesarios unos presupuestos para afrontar la crisis derivada de la pandemia. Anoche, en laSexta, Arrimadas ya dijo que partido no se va a sumar a ningún acuerdo en el que estén Bildu o los partidos independentistas catalanes.

Las reuniones de Iglesias se producen en paralelo a las de la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo, que ya este lunes se reunió con el PP y Cs. Esta tarde, Calvo se ha reunido con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián. Fuentes de ERC aseguran a laSexta que han visto una diferencia en cuanto a preferencias respecto a la reunión con Iglesias. Apuntan así que Carmen Calvo les ha dicho que quieren incluir a CS y ERC en la ecuación, algo que para ellos es muy difícil.

Además, la vicepresidenta se ha visto con Laura Borràs, de Junts per Catalunya. "Nosotros no podemos desvincular la negociación de los Presupuestos de la situación que vive Cataluña de represión y de la situación de tener presos políticos. Al mismo tiempo estamos aquí para negociar unos presupuestos que sean beneficiosos para Cataluña", ha señalado Borràs tras el encuentro con Calvo, que también ha mantenido encuentros con Compromís y Más País.

Más País-Equo y Compromís han trasladado a Carmen Calvo su disposición a apoyar los Presupuestos Generales del Estado para 2021 si suponen un "giro social drástico" y se negocian con "lealtad mutua", incluso si cuentan también con el respaldo de Ciudadanos.

"Lo importante es el qué, no el quiénes", han subrayado tanto el líder de Más País, Iñigo Errejón, como el diputado de Compromís, Joan Baldoví, tras el encuentro que han mantenido en el Congreso con la 'número dos' del Gobierno. "La investidura salió por dos votos; el Gobierno debería ser extraordinariamente cuidadoso en sus relación con sus votos. Nuestros votos no son gratis ni automáticos, tiene que cuidarlos", ha explicitado el líder de Más País.

Por su parte, fuentes del Gobierno aseguran que el vicepresidente no actúa por orden de Sánchez, aunque el presidente fue informado. E intentan justificar esta circunstancia. No dudan de su buena fe y de su propósito, dicen, de ayudar a sacar los presupuestos.

Preguntada por este asunto en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros este martes, Calvo ya explicó que "cualquier miembro del Gobierno puede hablar con el resto de partidos políticos". Por eso, ha asegurado, "es normal" que haya dos personas del Gobierno en las negociaciones porque, además, Iglesias es el líder de otro partido.

"Reunirse con todos los grupos es mi tarea", ha añadido la vicepresidenta, que ha asegurado que aun así, "los presupuestos los tiene que hacer la ministra de Hacienda": "Serán unos presupuestos que coordinaremos las dos formaciones políticas que sostenemos este Gobierno".

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, también ha expresado que "nadie" en el Gobierno, "ningún ministro ni vicepresidente" actúa por su cuenta: "Todos aportamos nuestro granito de arena".

El líder del partido morado lleva semanas insistiendo en que la única vía para sacar adelante los Presupuestos debe ser la de recurrir a la mayoría que permitió en enero la investidura de Pedro Sánchez, y dejar de lado a las formaciones de la derecha, entre las que incluye a Ciudadanos.

Sin embargo, tanto Sánchez como el resto de ministros socialistas defienden la necesidad de llegar a acuerdos amplios con el mayor número de formaciones posibles, incluso con el PP, al que están llamando reiteradamente a sentarse con el Gobierno para negociar unas cuentas públicas de la "reconstrucción", en un momento "excepcional" de pandemia como el actual.

"Unos presupuestos progresistas y de país, y con el mayor apoyo posible sin exclusiones", defendió el presidente el pasado martes en su comparecencia en el Senado, frente a un Iglesias que ese mismo día había vuelto a defender la necesidad de apostar por el bloque de la investidura, pidiendo "no engañar a nadie" sobre un posible acuerdo "inviable" con Ciudadanos.