Murcia se suma a Andalucía y limitará únicamente a familiares la excepción al cierre perimetral de la región durante la Navidad. Así lo ha anunciado este lunes el presidente autonómico, Fernando López Miras, que considera que el término "allegados", que Sanidad sí incluía en su plan para las fiestas, es "impreciso".

"Mantendremos el cierre perimetral de la Región de Murcia hasta después de Navidad, con la excepción de aquellos familiares, y digo bien, familiares, que se desplacen para reunirse con sus familias", ha recalcado en rueda de prensa.

"El cierre perimetral debe realizarse solo para familiares", ha insistido durante su comparecencia, defendiendo que "el término 'allegados' es un término impreciso" que "puede suponer errores a la hora de su interpretación y de su aplicación".

El dirigente popular también ha indicado que el límite a las reuniones se ampliará hasta 10 personas para los días 24 y 25 de diciembre, así como el 31 de diciembre y 1 de enero. "Si la situación lo permite, más adelante incluiremos la Noche de Reyes y el Día de Reyes", ha avanzado.

Andalucía evita el término "allegados"

Por su parte, el consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, adelantaba el viernes que también se prescindirá del término "allegados" en la orden que regule allí las medidas frente al coronavirus para las fiestas.

Así lo indicó en declaraciones a la prensa en Córdoba, donde manifestó que el término "allegados" no le gusta nada por ser "ambiguo", por lo que la Junta se referirá a "familiares o reagrupación familiar".

Andalucía opta por hablar de "familiares o reagrupación familiar"

El plan para la Navidad que el Ministerio de Sanidad consensuó la semana pasada con las autonomías contempla que todas cierren perimetralmente entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, salvo para los desplazamientos previstos por el estado de alarma y aquellos "a comunidades o ciudades autónomas que sean lugar de residencia habitual de familiares o allegados del desplazado".

Sin embargo, la inclusión del término "allegados", ha generado polémica y multitud de dudas. El propio presidente andaluz, Juanma Moreno, ya expresó el viernes que era "excesivamente ambiguo" y podría ser un "coladero" para infracciones, por lo que -dijo- la junta se planteaba "definirla y concretarla de manera escrupulosa o directamente rechazar ese término y dejarla exclusivamente para familiares".

Madrid cree que 'allegados' es un "concepto muy amplio que impedirá el control"

En similar sentido se pronunciaba el viceconsejero madrileño de Salud Pública, Antonio Zapatero, que en su rueda de prensa del viernes reiteró que la Comunidad es contraria al cierre perimetral, aseverando que el impacto será "mínimo", sobre todo "cuando se concede la salvedad de viajar para encuentros con familiares y allegados, un concepto muy amplio que va a impedir este control".

Illa defiende el uso de "allegados"

Por su parte, el ministro Salvador Illa, que este lunes ha presentado la campaña de Navidad de Sanidad, ha vuelto a defender la utilización del término, aseverando que "todo el mundo sabe lo que es un allegado".

Todo el mundo sabe lo que es un allegado"

Salvador Illa

El titular de Sanidad ya indicó a este respecto el viernes que "una persona que tenga una relación muy allegada con otra persona, aunque no sea el hermano, o el padre, o el hijo, tiene derecho a verse con ellos y si lo hace responsablemente no hay ningún problema".