El Gobierno de la Región de Murcia no descarta adoptar más medidas restrictivas, como las impuestas la semana pasada en Totana, de vuelta en la fase 1 de la desescalada, en las localidades de Lorca y Mazarrón, si la situación allí no mejora en los próximas días.

Así lo ha anunciado el consejero de Salud, Manuel Villegas, este lunes en rueda de prensa. "Si la situación empeora en las 48 horas siguientes, tenemos encima de la mesa las mismas medidas que hemos tomado con Totana", ha advertido.

Posteriormente, desde el Ejecutivo regional han aclarado que se está realizando un seguimiento del incremento de casos en ambos municipios y que en 72 horas se estudiará cómo ha evolucionado. "En caso de que continúen aumentando los casos se plantearán medidas más restrictivas, como volver a fases previas de desescalada", apuntan.

Preocupan también algunas zonas de Murcia capital, como el barrio de San Andrés y la pedanía de Beniaján, donde también se ha detectado un incremento de casos en los últimos días. En el municipio de Murcia, ha precisado este lunes Villegas, hay 70 casos activos en la última semana. No obstante, señalan fuentes del Gobierno murciano, no se baraja el confinamiento en la ciudad.

"Nos preocupa la situación en Lorca, con 16 casos, o Mazarrón, con 19. Y en zonas de Murcia, como el barrio de San Andrés, donde también ha habido crecimiento de casos", ha resumido el consejero.

En este sentido, ha insistido en la necesidad de cumplir las medidas de seguridad y utilizar correctamente la mascarilla. Asimismo, ha instado a aquellas personas que hayan estado en contacto con un positivo a que "hablen con un médico y se pongan en confinamiento aunque no tengan síntomas".

Aumenta la edad de los contagiados

El consejero asimismo ha alertado de que se han detectado más contagios en personas mayores de 70 años y ha apuntado que, de hecho, el 20% de los 44 nuevos positivos registrados el domingo corresponden a esta franja de edad. Algo "muy preocupante", ha dicho, ya que "ellos son los más vulnerables".

En total, hay 459 casos activos de coronavirus en la Región y 25 personas hospitalizadas en estos momentos, dos de ellas en UCI. El resto permanecen en aislamiento domiciliario.

En cuanto a los brotes vinculados al ocio nocturno -prohibido en interiores en la comunidad desde hace una semana-, los casos asociados suman ya 180: 108 corresponden al brote originado en un pub de Totana y los restantes 82 al iniciado en la zona de fiesta de Atalayas, en Murcia.

 

López Miras: "Estamos ante una segunda oleada"

Por su parte, el presidente murciano, Fernando López Miras, ha aseverado este lunes a través de Twitter que la Región está "ante una segunda oleada de COVID-19".

"Nos centramos en la detección de nuevos casos, vigilando de cerca poblaciones donde crecen los contagios. Si la situación empeora, habrá medidas restrictivas", ha advertido, en línea con lo expresado por su consejero, instando a la población a practicar la distancia social, el lavado de manos y el uso de mascarilla.