Tras la acalorada bronca en el Congreso por el discurso de la portavoz de EH Bildu durante el debate de investidura de Pedro Sánchez, fuentes del Gobierno de Sánchez han asegurado a laSexta que existe "mucha preocupación" en el Ejecutivo porque "huele al aroma de la dictadura".

Las mismas fuentes aseguran que lo ocurrido en el Congreso es "una casquería" y lo califican de "circo". En el Gobierno también aseguran que con sus actuaciones "PP y Ciudadanos buscan su minuto de gloria": "Y ya lo tienen".

Aseguran que Pedro Sánchez no ha contestado a EH Bildu porque no van a entrar en sus "provocaciones" aunque desde las filas socialistas reconocen que se están tragando algún sapo en el debate para salvar la investidura.

El discurso de la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, durante el debate de investidura ha provocado una tensa bronca en la cámara y numerosos diputados de la derecha le han lanzado insultos como "asesinos", "terroristas", "secuestradores" o "sinvergüenzas".

La animadversión ha sido tal que incluso el popular Suárez Illana, miembro de la Mesa, ha permanecido de espaldas a Aizpurua durante su intervención y Santiago Abascal ha abandonado el hemiciclo.