Con la llegada del acuerdo en Bruselas para la creación de un fondo de reconstrucción europeo por la crisis del coronavirus, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha anunciado que también espera un acuerdo en España para aprobar los presupuestos.

El proyecto del Gobierno de coalición se presentará "en la mayor brevedad posible", según ha explicado la ministra y portavoz del Ejecutivo, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. Además, ha pedido el "apoyo del PP" para que pueda ser aprobado por el Congreso.

"El país no puede esperar", ha declarado Montero, quién ha insistido en el "papel fundamental" que juega el partido que lidera Pablo Casado a la hora de aprobar unos presupuestos que irán encaminados hacia la "recuperación" tras la crisis que ha dejado el COVID-19 en nuestro país, fuertemente golpeado por la pandemia.

En este sentido, la ministra de Hacienda ha recalcado que el pacto alcanzado entre los países miembros de la Unión, y del que España es el segundo país más beneficiado recibiendo 140.000 millones de euros del fondo europeo, con 72.700 de ayudas directas, es "determinante". Y que para que los recursos lleguen a los ciudadanos es "fundamental" aprobar los presupuestos cuanto antes.

"No tendría sentido llegar a este acuerdo y luego que los estados no puedan implementar lo que hace posible que esos recursos lleguen a cada territorio, sería despreciar a la Unión Europea", ha puntualizado Montero, en referencia a los Presupuestos Generales del Estado, prorrogados en nuestro país hasta en cuatro ocasiones desde 2018.

Por ello, una vez más, desde el Ejecutivo hacen un llamamiento a la "generosidad de las fuerzas políticas" que, dice Montero, se requiere ante esta situación. Al resto de formaciones del Congreso les pide "predisposición" para negociar.

Así, ha destacado que el Gobierno se compromete a que "no haya excusa por parte de ninguna formación política a la hora de sentirse llamada a participar tanto en el pacto de reconstrucción como en la aprobación de los presupuestos".

"Si la actitud es oponerse, podemos haber malabarismos pero no habrá acuerdos. Las otras fuerzas políticas tienen que entender que no es el momento de la discrepancia. El acuerdo es bueno para el país", ha concluido firme Montero.