La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha mostrado su "ilusión" y "esperanza" en que PSOE y Unidas Podemos sean "capaces de limar las diferencias" y "encontrar los puntos de apoyo" que lleven a la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

En una entrevista en RNE, Montero ha confiado en que el encuentro que los equipos negociadores de PSOE y Podemos mantendrán esta tarde permita aprender "de los errores del pasado" y emprender el "camino" del acuerdo sobre la base de la propuesta programática lanzada esta semana por el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

Tras el "fracaso" de julio, se trata de "explorar otras vías", ha apuntado la ministra, que ha insistido en la necesidad de situar las políticas en el centro del debate en lugar del reparto de cargos para no caer "en los mismos errores". Asimismo, ha subrayado que el acuerdo debería incluir una "garantía de gobernabilidad" para la legislatura que permita afrontar retos como el "brexit", la desaceleración económica o el desempleo.

En materia de financiación autonómica, Montero ha insistido en que sigue "explorando fórmulas" para hacer llegar los adelantos a cuenta antes de final de año, algo que no es posible en funciones, y ha apostado por "cierta armonización fiscal" si hay consenso entre las regiones.

Unidas Podemos acude a la reunión "sin líneas rojas"

Por su parte, Unidas Podemos irá "sin líneas rojas" a la reunión que mantendrá este jueves con el PSOE, pero insistirá en su defensa del Gobierno de coalición y no descarta que los socialistas prefieran elecciones.

La formación de Pablo Iglesias mantiene su premisa de entrar en el Consejo de Ministros para apoyar un Ejecutivo de Sánchez y considera que sería una irresponsabilidad por parte de los socialistas llevar a España a una repetición electoral.

Fuentes del equipo negociador de Unidas Podemos sospechan que en el PSOE "ya han decidido ir a elecciones", pero prefieren ser 'prudentes' y y aseguran que no van a tirar la toalla. No obstante, recuerdan que la posición del grupo es la de llegar a un acuerdo integral de Gobierno con el PSOE.

Y esto pese a que la sensación reinante en Unidas Podemos es la de que con la presentación del documento del PSOE, los socialistas han escenificado lo que podría ser el primer acto de la campaña electoral.