El Gobierno enmarca las polémicas palabras de Pablo Iglesias cuestionando la "normalidad democrática" en España en la campaña para las elecciones de este domingo en Cataluña.

Así lo ha señalado la ministra portavoz, María Jesús Montero, que, preguntada al respecto en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha señalado que las "declaraciones que se puedan escuchar en estos días" deben contextualizarse "en el marco de la campaña electoral que se está celebrando en Cataluña".

"Fuera de ese marco, no se comprenderían determinadas declaraciones", ha aseverado la titular de Hacienda, que ha rechazado que exista "ningún tipo de polémica" respecto la calidad democrática de nuestro país. "Evidentemente, España es una democracia plena, consolidada", ha sentenciado.

"Quiero entender que estas palabras del vicepresidente son una expresión de su vocación por mejorar permanentemente la calidad democrática del país", ha señalado asimismo la ministra, después de que Iglesias aseverase que "no hay una situación de plena normalidad política y democrática en España", a raíz de la polémica con Rusia por la situación de los presos del procés.

No obstante, Montero ha reiterado que estas palabras "se enmarcan dentro de una campaña electoral en la que también el vicepresidente segundo es líder de una formación política que se presenta a estas elecciones", apostillando que Unidas Podemos "claramente ha transmitido cuáles son sus pretensiones en términos de electorado y de alianzas".

La portavoz del Ejecutivo, que asimismo ha detallado que este martes el vicepresidente segundo "no ha tomado la palabra en el Consejo de Ministros, respecto a esta cuestión ni a ninguna otra", ha hecho estas declaraciones después de que varias voces socialistas, entre ellas las de las vicepresidentas Carmen Calvo y Nadia Calviño, hayan expresado su desacuerdo con las palabras de Iglesias y de que el PP haya solicitado su comparecencia en el Congreso, mientras Ciudadanos ha pedido su reprobación.

Iniciativas de PSOE y Podemos sobre la libertad de expresión

Por su parte, el propio Iglesias ha vuelto a aludir este martes a la "normalidad democrática" en un tuit en el que hacía referencia a la implicación del consejero de Justicia madrileño, Enrique López, en el caso Bárcenas.

 

El portavoz de su grupo parlamentario en el Congreso, Jaume Asens, entretanto, ha tachado de "anomalía democrática" la situación de los políticos independentistas en prisión y en el extranjero y el hecho de que en España haya un rapero a punto de entrar en prisión.

A este último respecto, la formación morada ha registrado este mismo martes una proposición de ley para reformar el Código Penal y eliminar ciertos delitos relativos a los límites de la libertad de expresión, sin la firma del PSOE y coincidiendo con el anuncio del Ministerio de Justicia de que abordaría una revisión de estos delitos.

Al respecto, María Jesús Montero ha restado importancia en su comparecencia al hecho "de dónde parte o cómo parte esa iniciativa", que, no obstante, ha vuelto a enmarcar en el contexto de la campaña electoral, afirmando que "algunas formaciones políticas quieren apadrinar algunas cuestiones puesto que el domingo tenemos elecciones".