El Congreso celebrará este miércoles y jueves una de esas sesiones que no figura en el calendario habitual: una moción de censura. Se trata del único recurso mediante el cual el Congreso de los Diputados puede declarar a iniciativa propia la pérdida de confianza en el Gobierno.

Esta vez, la moción de censura correrá a cargo de Vox, quien presentará como candidato a su líder, Santiago Abascal, para ocupar la Presidencia del Gobierno y destituir así a Pedro Sánchez. El procedimiento que se iniciará este miércoles viene recogido en el artículo 113 y 114 de la Constitución.

El primero de ellos reconoce en su primer apartado la competencia del Congreso de los Diputados de "exigir la responsabilidad política del Gobierno mediante la adopción por mayoría absoluta de la moción de censura". El tipo de responsabilidad que marca el precepto es de tipo solidario, es decir, una moción de censura jamás podrá ser presentada con relación a uno o varios ministros sino que tendrá que dirigirse contra la totalidad del gabinete. Además, tal y como señala esta sección, el requerimiento sólo saldrá adelante si la propuesta consigue el apoyo de 176 diputados, que son la mayoría absoluta de la Cámara.

En segundo lugar, el artículo 113 expresa que la moción de censura "deberá ser propuesta al menos por la décima parte de los diputados", lo que significa que como mínimo 35 diputados deberán firmar el escrito que se presente a la Mesa del Congreso. Junto a la firma, se deberá incluir el nombre del candidato a la Presidencia del Gobierno. La votación de esta candidatura no se celebra hasta que transcurran mínimo cinco días desde su presentación. Por ejemplo, en el caso de la moción de censura de Vox, ésta fue presentada a finales de septiembre y se debate a finales de octubre.

Además, según marca este artículo, durante los dos primeros días de dicho plazo se podrán presentar mociones alternativas. Eso sí, si cualquiera de las mociones de censura no fuere aprobada por el Congreso, sus signatarios no podrán presentar otra durante el mismo período de sesiones.

¿Qué ocurre si la moción de censura obtiene la mayoría absoluta?

Si la propuesta del partido que presenta la moción de censura consigue el apoyo de al menos 176 diputados, entonces el candidato pasaría a ocupar la Presidencia del Gobierno.

Para ello, lo primero que ocurriría- y que marca el artículo 114 de la Constitución Española- sería que el "Gobierno presentase su dimisión al rey". Acto seguido, al haber obtenido la mayoría absoluta, se entenderá que el candidato propuesto cuenta con la confianza de la Cámara y por ello el rey le nombrará presidente del Gobierno.

Este hecho solo ha ocurrido una vez en la historia democrática de nuestro país: fue en 2018, cuando Pedro Sánchez (PSOE) consiguió la mayoría absoluta y se convirtió en presidente del Gobierno tras destituir a Mariano Rajoy (PP).