Vamos encaminados ya a unas cuartas elecciones generales en cuatro años. Hartos de recibir propaganda electoral y del gasto que eso supone, más de 100.000 personas han pedido que no les llegue a sus buzones ni papeletas, ni propaganda electoral.

Uno de ellos es David, que ya se ha dado de baja para no recibir en su buzón propaganda durante la campaña electoral. Explica que lo hace por el impacto medioambiental y porque no lo lee: "Si necesito leer el programa de algún partido, voy a internet".

En las últimas horas, a miles de ciudadanos les ha llegado un mensaje a través de Whatsapp. Ante el adelanto electoral, se pide no recibir ni un solo sobre, pues se pueden coger en el colegio, y que se invierta ese dinero en otras partidas, como sanidad o ayudas sociales.

Darse de baja es muy sencillo. Lo puedes hacer accediendo a este enlace. Después hay que elegir entre dos formas de acceso: con certificado digital o con el sistema clave, el que usamos por ejemplo para la Renta. Ya dentro, como tienen nuestros datos, solo tenemos que enviar la solicitud.

En el mensaje se habla de un gasto de 140 millones, pero es erróneo: el buzoneo cuesta casi 35 millones de euros. Los 140 son lo que costará en total al contribuyente el adelanto electoral, entre ayudas a los partidos, seguridad, urnas, sistemas de recuento...

Hasta el 15 de septiembre, 112.000 personas han pedido al INE no recibir la propaganda.