En segunda vuelta de la votación, la diputada socialista Meritxell Batet ha sido elegida presidenta del Congreso de los Diputados.

En la primera vuelta, Batet obtuvo 175 votos, uno menos de la mayoría absoluta requerida, por lo que se enfrentó a Ana Pastor, la candidata del PP y segunda más votada, que obtuvo 125 votos: además de los de su partido, también Ciudadanos votó a favor de la presidenta del Congreso en la anterior legislatura.

Batet es presidenta del Congreso con 175 votos; Pastor obtuvo 125.

El resultado de la votación concluye con 35 votos en blanco y 15 nulos. Estos pertenecen a los diputados de Esquerra Republicana, que han introducido lazos amarillos en los sobres y la palabra 'llibertat'.

Aplausos desde el PP, pero no de Vox ni Cs

Emocionada, Batet ha recibido el aplauso de la bancada socialista, también desde Unidos Podemos han aplaudido su elección y entre los populares, se ha visto a Pablo Casado, Teodoro García-Egea y Ana Pastor aplaudir. Ciudadanos no ha aplaudido, como tampoco ha hecho Vox.

Batet ha mostrado su agradecimiento en su cuenta de Twitter y su compromiso de ejercer con "diálogo y concordia".

 

Precisamente, una de las primeras decisiones de Batet como máxima autoridad de las Cortes Generales y tercera del país será decidir, junto a todos los miembros de la Mesa del Congreso, si suspende a los diputados presos del procés, como le han pedido PP y Ciudadanos, y como ya ha dado por hecho la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

Por su parte, el senador Manuel Cruz, la apuesta de Pedro Sánchez para presidir el Senado, ha sido elegido presidente de la Cámara Alta en la primera vuelta de la votación.