El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha querido dirigir sus últimos mensajes del año a dos colectivos que han sido pilares fundamentales de la sociedad durante la pandemia: los trabajadores esenciales y, sobre todo, a los sanitarios que han trabajado sin descanso durante la pandemia.

"Todos los años, en esta noche, me acuerdo de todos los trabajadores y trabajadoras que hoy velan para que todo funcione. Este año, ese agradecimiento es más necesario que nunca", ha escrito el también líder de Unidas Podemos en su cuenta personal de Twitter. "Transportistas, cajeras, reponedores, taxistas, farmacéuticas, maestros y profesoras, policías y guardias civiles, personal de la administración pública, profesionales de las fuerzas armadas… y, sobre todo, los profesionales sanitarios", ha recordado.

Todos estos colectivos pero, en especial, los sanitarios "que recibieron el aplauso de toda la ciudadanía cada día a las 20:00 en los meses más duros de la pandemia, porque se han dejado la piel protegiéndonos a todos y todas", merecen, a juicio del vicepresidente, el "reconocimiento y gratitud" de todos los españoles en la última noche del año.

 

Iglesias ha recordado lo duro que ha sido este año y todo el sufrimiento que ha provocado. La pandemia ha coincidido con los primeros pasos de la coalición y con su estreno en el Ejecutivo como vicepresidente, algo a lo que el ministro de Derechos Sociales también se ha referido.

"Nos hemos enfrentado a una situación muy difícil e inesperada ante la que hemos tenido aciertos y, sin duda, también errores, pero creo que hemos sido capaces de afrontar esta crisis desde las instituciones de una forma más decente y más humana que como se afrontaron otras crisis en el pasado, poniendo por delante el interés general e intentando no dejar a nadie atrás", ha dicho el líder morado.