La falta de criterios unificados frente a los rebrotes en todo el país se traduce en medidas desiguales frente al coronavirus en cada comunidad autónoma.

Desde el final del estado de alarma, cada una puede legislar en cuanto a movilidad, aforos, confinamientos y hasta en el uso de la mascarilla. Las diferencias entre territorios, además, no siempre van en función del número de contagios.

Comparamos algunas de las medidas sanitarias que difieren según el lugar de España en que nos encontremos:

Uso obligatorio de mascarilla

Las mascarillas son de uso obligado en casi toda España, pero con diferencias importantes. En Andalucía, por ejemplo, hay que llevarla en todo momento y prácticamente en cualquier sitio, también en la playa o la piscina, salvo en el momento de bañarnos o mientras estemos bajo la sombrilla. En Cataluña, sin embargo, se puede prescindir de ella en estos espacios.

Madrid y Canarias, las únicas CCAA donde la mascarilla no es obligatoria sin importar la distancia

Galicia, por su parte, prohibió el uso entre la población de aquellas que tengan válvula. Por el momento, Madrid y Canarias son las dos únicas regiones en las que su uso no es obligatorio si se garantiza la distancia de seguridad. En el resto, hay que llevarla independientemente de que se pueda respetar esa distancia.

Respuestas desiguales ante un brote

Tampoco hay coincidencia en las respuestas ante un brote. Así, en Totana (Murcia) esta semana han regresado a la fase 1 de la desescalada con poco más de 80 contagios, mientras que el barrio pamplonés de Mendillorri ha vuelto a fase 2 con poco más de 100. En cambio, las zonas afectadas de Aragón, con cientos de positivos, se mantienen en fase 2.

Algo parecido ocurre con la movilidad: en los municipios más afectados del Segrià, está prohibido entrar y salir sin causa justificada, pero sí puede hacerse en Barcelona o L'Hospitalet, con una incidencia de contagios parecida.

El otro extremo lo encontramos de nuevo en Totana, donde el Gobierno murciano quiere también prohibir la entrada y salida de la localidad.

Por otra parte, Galicia ha anunciado ahora otra nueva medida: todas aquellas personas que lleguen a la comunidad desde zonas con alta incidencia de Covid deberán comunicárselo a la Xunta y aportar sus datos personales.

Ocio nocturno

En lo que respecta al ocio nocturno, encontramos más diferencias. Desde el cierre obligado a las 02:00 horas de la mañana en los locales de Navarra, que tienen prohibido abrir de madrugada, a solo permitir las copas en terrazas y exteriores, como es el caso de la Región de Murcia.

En la Comunidad de Madrid, lo que está prohibido es bailar, mientras que en otras zonas del país las discotecas directamente están cerradas.