El Gobierno y las comunidades analizarán en una reunión extraordinaria este martes la situación de la pandemia y las posibles medidas ante el comienzo del segundo trimestre en los centros educativos tras el parón de Navidad. Será el único punto de la agenda del día 4 de la Conferencia Sectorial de Educación, el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y la Conferencia General de Política Universitaria.

Al encuentro, que comenzará a las 09:00 horas en el Palacio de la Moncloa, asistirán los ministros de Sanidad, Educación y Universidades, así como los consejeros de Educación de las comunidades autónomas. Asistirá también un representante del Ministerio de Política Territorial.

Según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Educación, correspondientes al 23 de diciembre, solo el 1,58% de las aulas de España estaban confinadas antes del parón vacacional, cuando apenas había comenzado a infectar la variante ómicron, que irrumpió después del puente de la Constitución (en la semana del 13 al 17 de diciembre). Una tercera parte de los menores de entre 5 y 12 años están ya vacunados y el Ejecutivo espera que la inmunización alcance a todos a lo largo de enero con la primera dosis.

El pasado 29 de diciembre, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ya dejó claro que el modelo de educación en pandemia es la presencia en las aulas que, recordó, son "espacios seguros", y explicó que el "objetivo" es seguir trabajando a favor de esta presencia en los centros educativos. Gracias al impulso de la campaña de vacunación, ahora los menores de 11 años ya no son el tramo de edad con mayor incidencia, que ha pasado a los grupos de entre 20 y 39 años, añadió.

La mayoría de CCAA, partidarias de retomar las clases después de Navidad

La mayoría de las comunidades son partidarias de retomar las clases de manera presencial después de las vacaciones de Navidad. Para el presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García Page, no tendría sentido cerrar los colegios después del movimiento que ha habido durante las fiestas, una opinión compartida por el Gobierno extremeño, aunque es algo más cauteloso a la espera de cómo vaya transcurriendo la evolución del virus en los próximos días.

Alberto Núñez Feijoó, presidente de Galicia, también se ha mostrado partidario de mantener el inicio del curso el 10 de enero y no ve problemas con los datos actuales de contagios ni con los calendarios de vacunación pediátricos, ya que cree que la semana del comienzo del curso podrían estar inmunizados con la primera dosis el 90% de los niños entre 5 y 11 años.

Igualmente opinó la secretaria de Salud Pública de Cataluña, Carmen Cabezas, al subrayar que las clases deben empezar el día 10 porque, entre otras cosas, la situación es ahora mejor que el año pasado cuando no se había empezado a vacunar a los docentes ni a los escolares.

Desde Castilla y León, su presidente, Alfonso Fernández Mañueco, no se cuestiona que la enseñanza tenga que ser presencial y es partidario de que el curso empiece con normalidad.

Madrid recula y opta por la presencialidad

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso también ha anunciado que la vuelta a las aulas tras las vacaciones de Navidad será presencial, a pesar de que en principio había optado por otra fórmula, la de la semipresencialidad. El próximo 10 de enero todos los alumnos y alumnas de todas las etapas educativas tendrán que acudir a las aulas.

La decisión de la Comunidad de Madrid, que esta vez va en consonancia con la postura del Ministerio de Sanidad, se ha tomado este lunes en la reunión que han mantenido los consejeros de Educación, Universidades y Ciencia y Portavocía, Enrique Ossorio, y de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en la sede de la Consejería de Sanidad.

Junto con sus equipos técnicos, tal y como indica un comunicado del Gobierno regional, han determinado la presencialidad tras analizar los datos actuales de incidencia del COVID-19 y las previsiones para las próximas semanas.