Tras el pleno para el debate de investidura celebrado el lunes día 22 en el Congreso de los Diputados y las intervenciones en el hemiciclo de todos los portavoces, el martes 23 llegaba la primera votación de investidura.

Para que esa primera votación resultara favorable, Pedro Sánchez necesitaba alcanzar una mayoría absoluta de apoyos en la Cámara, lo que supone el 'sí' de, al menos, 176 diputados.

En una posible segunda votación necesitará más 'síes' que 'noes'

Sin embargo, el líder socialista no lograba reunir los votos necesarios en primera ronda y, por tanto, 48 horas después y a la misma hora, tendrá lugar una segunda votación en la que Sánchez solo precisa de tener más votos a favor que en contra, es decir, una mayoría simple.

La votación será por llamamiento: los parlamentarios han de levantarse uno por uno al escuchar su nombre y pronunciar en voz alta un 'sí', un 'no' o una 'abstención'. Los últimos en intervenir serán los miembros de la Mesa, los políticos que conforman el Gobierno y, en último lugar, la presidenta de las Cortes, la socialista Meritxell Batet.

Si en esta ocasión tampoco Sánchez consigue ser investido presidente, se establece un plazo de dos meses para tramitar diferentes propuestas. Si finalizado el plazo ningún candidato logra los apoyos requeridos, el rey deberá de disolver ambas Cámaras y convocar nuevas elecciones, según establece el artículo 99 de la Constitución Española, en el que se detalla cómo debe de ser el proceso de investidura.

Los apoyos que ha logrado reunir Sánchez antes de la votación

Más de dos meses después de las elecciones, Pedro Sánchez hace frente a la votación de investidura sin haber cerrado un acuerdo con sus socios prioritarios de Unidas Podemos. A pesar de ello, el socialista necesita de más apoyos o abstenciones para lograr ser investido presidente.

En este sentido, Sánchez tiene asegurados los votos de los 123 diputados socialistas que votarán 'sí' a la investidura del líder socialista. A esos 123 diputados se suma el voto en positivo de José María Mazón, diputado del Partido Regionalista de Cantabria (PRC).

A su vez, Unidas Podemos, Bildu, PNV y Compromís han optado por la abstención en la votación. El 'no' ha estado en boca de los parlamentarios de PP, Ciudadanos, Vox, ERC, Navarra Suma, Coalición Canaria y Junts per Catalunya, hasta sumar 170 'noes' en la primera votación. En esos 170 votos en contra hay que tener en cuenta el inesperado 'no' de Irene Montero, que rompía la disciplina de voto de Unidas Podemos por votar vía telemática antes de que la formación de Pablo Iglesias se decantara definitivamente este martes por la abstención.