La manifestación de policías y guardias civiles ante el Congreso de los Diputados para exigir al Gobierno la equiparación salarial con los cuerpos policiales autonómicos ha dejado momentos de máxima tensión.

Los manifestantes se han saltado el cordón policial y han conseguido acceder casi hasta las puertas del Congreso. Se han vivido enfrentamientos y tensión entre los agentes desplegados para proteger el edificio y los agentes que se estaban manifestando. Agentes contra agentes.

Como se puede ver en el vídeo que acompaña estas líneas, decenas de manifestantes se han saltado la barrera policial en la que no había vallas de proteccióny han corrido a gran velocidad.

El motivo de la concentración, que ha estado apoyada por PP, Ciudadanos y Vox, es precisamente el veto del Gobierno a la iniciativa a favor de la equiparación salarial: iniciativa legislativa popular que llegó al Congreso durante la XII legislatura y que entonces no pudo tramitarse debido al adelanto electoral del 28 de abril de 2019.

Como las iniciativas legislativas populares sobreviven a los finales de legislatura, la propuesta pervivió para la siguiente, pero fue tan breve (duró cuatro meses) que tampoco dio tiempo a su posible tramitación.

La actual, la XIV, tiene visos de que durará, por lo que sí podría tomarse en consideración. Sin embargo, el veto del Gobierno trunca los planes de Jusapol y de los grupos parlamentarios que respaldan la iniciativa.

El veto es una potestad del Gobierno para con aquellas propuestas legislativas que, si se aplican, alterarían los presupuestos en curso. Es el caso de la petición de la equiparación salarial.

Jusapol, por ello, ha decidido "endurecer" sus protestas, sin "descartar a medio plazo radicalizar" sus posturas, según avanzaron sus responsables el pasado domingo.

La manifestación de este martes coincide con el debate sobre este veto del Gobierno en el que los representantes del PP y de Vox en la Mesa del Congreso se oponen.