Emocionado y arropado por numerosos amigos y políticos, Josep Maria Matamala, el empresario amigo de Carles Puigdemont, ha llegado este martes a Girona como senador electo. Hacía 18 meses que no pisaba Cataluña, desde que acompañó al ex president de la Generalitat en su huida a Bélgica después de que el Parlament declarara la independencia, el 27 de octubre del 2017.

Decenas de personas con banderas le han recibido con aplausos Matamala cuando ha salido por la puerta del aeropuerto. El empresario se ha abrazado a su familia y a los representantes de JxCat que han ido a darle la bienvenida.

El senador electo ha agradecido el recibimiento pero ha asegurado que su regreso es "agridulce" y ha recordado a Puigdemont ante su esposa, que también ha acudido al aeropuerto: "Vuelvo solo, pero lo deberíamos haber hecho todos los exiliados y los presos políticos deberían salir de la cárcel", escribía en un tuit.

"Todos los presos políticos deberían salir", ha dicho Matamala, para puntualizar que ésos serán los objetivos y las razones por las que aceptó convertirse en senador. Desde ese cargo, ha asegurado que trabajará "por la libertad" de los encarcelados que afrontan el juicio por el 1O en el Tribunal Supremo, por "el retorno de los exiliados y por conquistar la independencia". "Visca Catalunya lliure", ha exclamado.

 

Puigdemont también le ha dedicado unas palabras en su cuenta de Twitter agradeciéndole todo su apoyo.

 

Matamala está actualmente imputado en la Audiencia Nacional por un delito de encubrimiento por acompañar, junto al profesor Josep Lluis Alay y dos mossos d'Esquadra, a Carles Puigdemont en el viaje que realizó desde Finlandia a Alemania, en marzo de 2018, en el que el expresident fue detenido.

El juez Diego de Egea archivó la causa en octubre de 2018 pero la Sala de lo Penal ordenó reabrirla en enero de 2019. No consta, de momento, que se haya dictado una nueva orden de detención después de la reapertura de la causa.

Este martes está previsto que participe en varios actos electorales y se reúna con el president del Gover catalán, Quim Torra.