Isabel Díaz Ayuso solo ha aportado algo de información sobre uno de los contratos vinculados con su hermano. En concreto, se trata de una compra de mascarillas a China por parte de Tomás Díaz Ayuso por el que se llevó una comisión de más de 55.000 euros (IVA aparte).

Según desvela hoy 'eldiario.es', este contrato era para comprar mascarillas FFP3 y FFP2, pero se adquirieron otras que no tenían esa certificación y por las que la Comunidad de Madrid pagó más dinero de lo que costaban en ese momento. Aún así, en la factura se recogió una compra de FFP2 y FFP3.

En el aeropuerto de Barajas se recibió un cargamento, según el albarán, de mascarillas FFP2 y KN95. Ni rastro de las más caras y de las de mayor protección. Pero la realidad es que, a pesar del documento de la compra, las FFP2 tampoco llegaron a Madrid.

Pero es que, además de que las mascarillas KN95 son más baratas que las FFP2 y FFP3, se pagaron por cada una más de 6 euros. Mientras, en la plataforma china de venta online Aliexpress se compraban en las mismas fechas por menos de 1,50 euros. Es decir, se adquirieron mascarillas de menor protección de lo recogido en el contrato y a un precio mucho mayor que al que se compraban en la primera ola.

Desde la Puerta del Sol defienden que el precio pagado fue muy competitivo y lo comparan con el de otras mascarillas. "Cuando Ayuso en su comunicado del pasado viernes comparaba el precio que se pagó entonces con el que se asumió en otras circunstancias, lo hacía comparándolas con las FFP3, que son las más caras", explica Ignacio Escolar.

Según 'eldiario.es', las mascarillas importadas de China eran KN95 y cita como prueba a una publicación en Facebook del Ayuntamiento de Sotillo de la Adrada, en Ávila. El consistorio agradeció una donación de Daniel Alcázar de 400 mascarillas de este tipo. El empresario conoció al hermano de Ayuso en este mismo pueblo y participó en la adjudicación de este contrato. Las fuentes consultadas por el citado medio apuntan a que el lote enviado a Sotillo y el que se recibió en Madrid provenían del mismo cargamento.