El Comité de Salud Laboral del Departamento de Educación del Gobierno vasco ha trasladado a diferentes sindicatos las medidas previstas para garantizar las condiciones de higiene y seguridad si se retoman las clases el próximo lunes 25 de mayo.

El Gobierno vasco ha asegurado que se pondrá a disposición de los centros de educación públicos todos los materiales "fundamentales" para la seguridad de los estudiantes.

Medidas de seguridad en la vuelta al colegio

Según ha informado el Ejecutivo regional, la mascarilla será obligatoria, y para ello "todos los centros educativos dispondrán de mascarillas para el profesorado y personal del centro". "Dado el uso generalizado de mascarillas y la obligatoriedad de su uso, por ejemplo, en el transporte público, el alumnado deberá portar su mascarilla. Sin embargo, el centro garantizará una mascarilla para el alumnado que por diversos motivos careciera de él en el momento de acceder al centro educativo", han apuntado.

Además, el personal educativo que lo solicite tendrá a su disposición una pantalla protectora. Todos los centros educativos dispondrán de geles hidro-alcohólicos e incluso un termómetro por infra-rojos.

Según el Ejecutivo, "habrá un refuerzo del servicio de limpieza" de cada centro, poniendo especial atención "a la desinfección de las superficies" como barandillas, interruptores, baños o manillares.

Entre las medidas de seguridad que deberán cumplir el personal y el alumnado del centro se encuentra mantener una distancia de seguridad de 1,5 metros entre pupitres junto al uso de mascarillas y la reducción de aforo en el aula.

En el resto de espacios escolares la distancia a mantener será de al menos dos metros. Además, el centro deberá cerrar los espacios que no se vayan a usar y los profesionales deberán prestar especial atención al lavado de manos también de los alumnos.

Las entradas y salidas del centro, apunta el documento del Gobierno vasco, se harán de forma "ordenada y escalonada", al igual que los momentos de descanso del alumnado, que deberán realizarse por turnos entre los diferentes grupos.

Se eliminarán los horarios partidos, por lo que el horario escolar será de un máximo de cinco horas seguidas. De esta manera, no se retomará el servicio de comedor.

Los sindicatos rechazan reabrir: "La salud no está garantizada"

Sin embargo, los sindicatos de docentes ven "improvisación" e "irresponsabilidad" en el plan del Gobierno Vasco y piden a los centros que "no pongan en marcha el retorno presencial mientras no se acuerden las medidas y condiciones que garanticen la salud de toda la comunidad educativa".

En un comunicado conjunto, las organizaciones sindicales ELA, LAB, STEILAS, UGT y CCOO aseveran que "la falta de un plan real y trabajado del Gobierno Vasco es evidente" y que la salud y seguridad de profesorado y los alumnos "sigue sin estar garantizada".

"El plan de seguridad del Gobierno Vasco se limita a asegurar que las mascarillas, hidrogeles y termómetros lleguen a todos los centros públicos", afirman, agregando que "no hay plan de prevención ni retorno negociado".

"Vemos necesario volver a las clases presenciales, pero no de cualquier manera y a cualquier coste", concluyen, insistiendo en que "la salud no está garantizada" e instando al Departamento de Educación a rechazar la reapertura el lunes, a la vez que animan a los centros públicos y privados a no abrir ese día.