A Marta Ferrusola jamás le ha temblado el pulso; mujer con carácter y con una osadía de la que siempre ha hecho gala. Aunque siempre a la vera del president, nunca ha tenido un papel de mera consorte.

Madre de siete hijos, inculcó en ellos el amor por los negocios que al final han terminado judicializados. Conocida como la dama de hierro, Marta Ferrusola es una ferviente católica y una convencida nacionalista.

Incluso criticó a los inmigrantes por colarse en el médico, algo que luego reconoció ellos también hacen. Un modelo hasta hace años, que ahora se resquebraja tras los escándalos judiciales.