UN DÍA ANTES SE ACOGIERON A SU DERECHO DE NO DECLARAR

UN DÍA ANTES SE ACOGIERON A SU DERECHO DE NO DECLARAR

Mario Conde y sus dos hijos, ante el juez Pedraz para explicar el blanqueo de capitales

El expresidente de Banesto Mario Conde, sus hijos Mario y Alejandra y otras cuatro personas más pasan a disposición del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz después de haber sido detenidos por la Guardia Civil por blanqueo de capitales y organización criminal, entre otros delitos.

Mario Conde en una imagen de archivo
Mario Conde en una imagen de archivo | EFE

Mario Conde y sus dos hijos se acogieron a su derecho a no declarar en la comandancia de la Guardia Civil y se negaron a hacerlo ante los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. Según han informado  fuentes de la investigación, Conde y sus hijos fueron los últimos en comparecer ante los agentes, pero se acogieron a su derecho a no declarar.

Está previsto que los tres, así como el abogado Francisco Javier de la Vega, Francisco de Asís Cuesta, María Cristina Álvarez Fernández y Roland Stanek, también arrestados en la operación Fénix, sean conducidos a las 9.00 horas ante Pedraz. El otro detenido en la operación, Fernando Guasch Vega-Penichet, yerno del exbanquero, ya fue puesto en libertad por la Guardia Civil, aunque sigue en calidad de investigado y está a la espera de que el juez decida si le cita a declarar.

Las investigaciones han desvelado que Conde repatrió 13 millones de euros saqueados de Banesto desde ocho países distintos desde 1999, a pesar de que se declaró insolvente para hacer frente a las indemnizaciones derivadas de sus condenas e incluso pidió dinero para pagar fianzas para salir de la cárcel.

Todos los detenidos en la operación Fénix están acusados de blanqueo, organización criminal, frustración de la ejecución y ocho delitos fiscales y son sospechosos de crear un entramado de empresas en España y otros países destinado a repatriar y blanquear el dinero que Conde se apropió de Banesto. Según los investigadores, consiguieron devolver a España al menos 13 millones de euros.

En concreto, Conde, sus hijos y el resto de testaferros transfirieron durante los últimos años diferentes cantidades desde ocho países: Suiza, Reino Unido, Curaçao, Italia, Emiratos Árabes Unidos, Países Bajos, Luxemburgo y las islas Vírgenes Británicas.

La UCO ha practicado en la operación siete registros, entre ellos el domicilio de la familia Conde y un pazo en la provincia de Ourense, así como una empresa y un despacho de abogados. Además de documentación y soportes informáticos, los agentes han intervenido en esos registros 160.000 euros en metálico.

EFE | Madrid | 13/04/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.