La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil centra sus investigaciones en los gastos de campaña del PP tras descubrir que el partido concurrió a los comicios generales de 2011 canalizando esos gastos a través de una red de facturas falsas que le habría permitido desembolsar más dinero del que tenía legalmente autorizado y, a la vez, ocultar el origen de los fondos

Los investigadores indagan en los 250.000 euros aportados a Génova por el PP de Madrid, aunque la cifra es provisional y podría aumentar en nuevas indagaciones.

El documento que investiga la UCO acaba de ser incorporado al caso Púnica, donde han quedado alojadas las diferentes investigaciones abiertas desde 2014 sobre la presunta financiación ilegal del PP.

Estas investigaciones se centran en las irregularidades cometidas por el PP de Madrid en las autonómicas y municipales de 2011, pero archivos hallados en el despacho del empresario de la comunicación Ricardo Vázquez Segura y en el domicilio del exgerente del partido regional Beltrán Gutiérrez Moliner han llevado a los expertos en delitos económicos de la UCO a ampliar el foco de su investigación a las generales de 2011.

Facturas del PP intervenidas en el domicilio de Ricardo Vázquz Seguro | UCO

Según el informe, la formación camuflaba el pago de gastos de campaña con dinero de sus cuentas de funcionamiento ordinario, algo prohibido por la normativa, que obliga a los partidos a habilitar una cuenta específica para abonar todas las contrataciones y servicios relacionados con las elecciones.

Los populares sortearon esa limitación ocultando sus movimientos tras un grupo de sociedades pantalla dirigido por Vázquez, imputado ya en la causa.