La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha reconocido que todos los países "están peleando por la producción nacional y el material de China. Estamos en una guerra auténtica por hacernos con los respiradores, las mascarillas, los test rápidos… Y en eso estamos todos comprometidos", ha afirmado en Telecinco.

Montero ha explicado así el retraso en la llegada de productos sanitarios comprados en el extranjero y ha apuntado que el problema consiste en que "no se están cumpliendo por parte de los proveedores los plazos de entrega", lo que que ha tenido como consecuencia que esta semana se hayan producido entregas inferiores a las previstas, un problema que "se va a a subsanar a lo largo del fin de semana y la semana siguiente".

Dificultades a las que se ha unido la aparición de "fraudes y especuladores, que quieren aprovecharse" del momento, por lo que es preciso asegurarse de que, lo que llega, "es material seguro, aprobado por la Agencia de Medicamentos y que cuenta con todos los parabienes".

Montero: "No se están cumpliendo los plazos de entrega por parte de los proveedores".

Preguntada por si las compras se comenzaron a hacer con retraso, María Jesús Montero ha respondido que el problema "es que se retrasan pedidos o no llegan, o llega otro tipo de material que no habíamos pedido". "No es un problema de gestión, es un problema real y mundial, de competencia por hacer acopio, en un momento en que muchos países han prohibido exportaciones de este material", ha afirmado.

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, también ha alertado de la gran especulación existente en el mercado mundial sobre productos médicos para hacer frente al coronavirus.

En una entrevista para 'Radio Euskadi', la ministra ha señalado que están especulando tanto intermediarios como productores: "Cuando hay más demanda que oferta, los precios suben, y es lo que está ocurriendo ahora".

Los materiales no han salido de China

Por su parte, la Embajada de China en España ha afirmado que "la compra de materiales sanitarios anunciada por el Ministerio de Sanidad está en curso y los materiales no han salido de China aún".

Este miércoles, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció que el Gobierno ha acordado con China la compra de material sanitario por valor de 432 millones de euros para hacer frente al coronavirus, que se distribuirá de forma escalonada entre las comunidades autónomas en las próximas semanas.

En concreto, según explicó el ministro, el Ejecutivo ha encargado 550 millones de mascarillas -tanto quirúrgicas como de protección respiratoria-, 950 respiradores y 11 millones de guantes; así como 5,5 millones de test rápidos.

Falta de material en las comunidades

Varias comunidades autónomas han denunciado la gran falta de material sanitario que impide a sus sistemas de salud funcionar correctamente y poder atender a los pacientes con coronavirus.

Entre ellas, destaca la Comunidad de Madrid, la más afectada por la crisis del coronavirus. En este sentido, su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, afirmaba que sin el material "no se puede funcionar". "Lo que necesito es material para proteger a los profesionales sanitarios y para que se pueda seguir funcionando con normalidad", apuntaba.

Una queja compartida por Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, quien ha asegurado que "hemos perdido ocho o nueve días en la compra de material muy valiosos desde que el Gobierno asumió la compra centralizada y luego demostró que no estaba preparado". "Por eso hemos tenido que acudir a nuestras vías particulares", ha indicado.

Por su parte, el portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, también hizo un llamamiento a las empresas y los ciudadanos de la comunidad autónoma para pedirles ayuda ante la escasez de los equipos protección que están sufriendo los hospitales del territorio ante la epidemia del coronavirus.