Margarita Robles niega todas las acusaciones de espionaje ilegal por parte del Estado al independentismo y cierra filas con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), cuya directora, Paz Esteban, ha asegurado, aportará toda la información ante la comisión de secretos oficiales del Congreso.

La ministra de Defensa ha respondido así este martes a tres preguntas en el Senado sobre el presunto espionaje a líderes independentistas mediante el programa Pegasus y ha asegurado que el Gobierno y todos sus organismos públicos cumplen con la legalidad. "A lo mejor no todos pueden decir lo mismo", ha retado incluso al portavoz de Junts per Catalunya, Josep Lluís Cleries.

Robles asimismo ha reprochado que se lancen acusaciones "sin fundamento" y "frívolas" al CNI y al Ejecutivo: "Estamos en un Estado de derecho, no vale con llegar aquí y hacer insinuaciones sin ningún elemento prueba", ha sostenido, animando a los nacionalistas a llevar el asunto a los tribunales.

Allí, ha asegurado, el Ejecutivo prestará toda su colaboración, pero ha avisado de que la denuncia y acusación falsa también son delito.