Manuel Marchena renuncia a presidir el Poder Judicial, según él mismo explica en un comunicado al que ha tenido acceso laSexta.

El magistrado se aparta en un gesto inesperado y renuncia a presidir el Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial en un comunicado en el que afirma: "Jamás he concebido el ejercicio de la función jurisdiccional como un instrumento al servicio de una u otra opción política para controlar el desenlace de un proceso penal".

Habla de controlar las sentencias pocas horas después de hacerse público el whatsapp del portavoz del PP en el Senado, Cosidó, donde dejaba por escrito que con la renovación controlarían "la Sala Segunda por detrás".

Para Pedro Sánchez, la renuncia lleva implícito lo "idóneo" que era Marchena para ocupar el puesto y pide al PP no romper el acuerdo por "sentido institucional. Sin embargo, el PP lo tiene claro y ha hecho pública y notoria la ruptura del pacto para renovar el Poder Judicial. Incluso ahora piden ahora cambiar un sistema de elección que hace sólo unos días defendían firmemente.

Los jueces piden a los partidos que aprovechen la oportunidad para respetar las reglas. Ahora está por ver si la renovación de los miembros del Consejo General llega a tiempo, porque el mandato expira el 4 de diciembre.