El Govern de Baleares anuncia nuevas medidas para frenar la transmisión del coronavirus, tras batir este viernes su récord de contagios diarios desde el inicio de la pandemia, con 707 en 24 horas.

Así, el Consell de Govern del lunes aprobará nuevas restricciones para la isla de Mallorca, incluyendo el cierre de bares y restaurantes, que no obstante podrán ofrecer servicio a domicilio y comida para llevar.

La portavoz del Govern, Pilar Costa, ha explicado este viernes que también se cerrarán las grandes superficies comerciales de más de 700 metros cuadrados en la isla, salvo supermercados y productos esenciales. El pequeño comercio sí podrá permanecer abierto, pero con el aforo limitado al 30% y cerrando a las 20:00 horas.

Asimismo, se suspenderá la actividad de gimnasios y spas, y se prohibirá la asistencia de público a eventos deportivos. Se mantienen el resto de medidas en vigor correspondientes al nivel 4 de riesgo extremo en que se encuentra la citada isla.

Costa asimismo ha detallado que las medidas que se aprobarán el lunes entrarán en vigor el martes y durarán, en principio y "como mínimo", 15 días, hasta el próximo 26 de enero. En este sentido, ha hecho un llamamiento a mantener "una actividad mínima y esencial" al menos durante ese periodo.