Podemos insiste en negar las acusaciones de insultos y amenazas a periodistas y pide que el tema se lleve directamente a los tribunales. "Se nos está acusando de delitos graves y eso debe llevarse a los tribunales", asegura Montero en ARV.

Echenique decía que ante una denuncia anónima de acusaciones que no se detallan, Podemos se siente indefenso: "Nadie nos dice de qué se nos acusa". Tras los ataques del resto de partidos por este asunto, Rajoy prefiere pasar de largo.

La división ahora está en el seno de la propia asociación de la prensa. Su presidenta sigue guardando silencio pero crece el malestar interno en la APM por la forma en que se ha abordado el caso.

Según ha podido saber laSexta Noticias, algunos de ellos se enteraron del comunicado por la prensa, y tampoco han tenido acceso a las pruebas del supuesto acoso.