Imprescindibles para evitar la propagación del virus, los rastreadores trabajan en primera línea, pero su protagonismo es completamente diferente en cada comunidad autónoma.

Esto se debe a la gran diferencia que hay al ver el número de profesionales dedicados a esta labor en cada región.

A la cola en el número de rastreadores se sitúan Navarra (con una media de 5,8 por cada 100.000 habitantes) y la Comunidad de Madrid (con 6,3). Cuentan respectivamente con 38 y 422 trabajadores dedicados a esta función.

"En total tenemos un 15% de los rastreadores que debiéramos tener por la población que hay en la Comunidad de Madrid", asegura María Rosa Cuadrado, de CCOO Sanidad Madrid.

18 rastreadores por 100.000 habitantes, lo recomendado

Los estándares internacionales recomiendan un rastreador por cada 5.500 habitantes, es decir unos 18 por cada 100.000. En el mapa de los rastreadores en nuestro país hay menos de diez en Navarra, en Madrid, en Euskadi y en Asturias, y tampoco cumplen en Baleares con 14 rastreadores por cada 100.000 habitantes, ni en Cantabria con 15.

Galicia y Andalucía, a la cabeza en rastreadores

La comunidad con mayor numero de rastreadores por cada 100.000 personas, según su Consejería, es Galicia. Cuentan con más de 6.000, aunque no nos aclaran si su función es exclusiva. Le sigue Andalucía con más de 8.000 rastreadores, también según su consejería de Sanidad.

Además de la polémica por el numero de estos trabajadores, también la privatización de estos servicios ha hecho levantar la voz de los sindicatos. La última en realizar un contrato con el sector privado ha sido la Comunidad de Madrid, pero no es la única.

Desde el inicio de la pandemia ya se han subcontratado otros servicios como la realización de test. El grupo Quirón ha recibido más de diez contratos en los últimos meses que van desde diferentes ayuntamientos al Ministerio de Justicia, la Universidad Rey Juan Carlos o el Banco de España.