Este año no habrá uvas en la Puerta del Sol. La Comunidad de Madrid ha suspendido los actos para festejar las Campanadas de Nochevieja en plazas o vías públicas de la región, lo que incluye la tradicional celebración en el kilómetro cero de la capital.

Lo ha anunciado este viernes en rueda de prensa el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, que ha indicado que "no se podrán organizar actos para festejar las 12 Campanadas de Fin de Año en plazas o vías públicas" como medida frente al coronavirus.

Al respecto, el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, ha afirmado que, a su juicio, "no tenía mucho sentido celebrar las uvas en la Puerta del Sol este año con la cantidad de personas que pudieran estar allí con un marco social un tanto distendido, donde se puede bajar la guardia".

No tenía mucho sentido celebrar las uvas en la Puerta del Sol este año"

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid

Se trata de una de las medidas "temporales y excepcionales" que la Consejería de Sanidad ha decidido adoptar de cara a la Navidad, que se mantendrán entre el 5 de diciembre y el 7 de enero, inclusive.

Estas afectan también a las cabalgatas de Reyes, que tendrán que ser en recintos acotados con público sentado y el aforo a la mitad, mercadillos y otros eventos navideños, e incluyen la obligación de los Ayuntamientos de tomar medidas para evitar aglomeraciones, como las producidas el pasado fin de semana en la capital.

Estas son las medidas que ha anunciado hoy la Consejería y que entrarán en vigor mañana, sábado:

  • Aglomeraciones: los Ayuntamientos deberán adoptar medidas de control de aforo en vías y espacios públicos en las que se prevea una alta afluencia.
  • Campanadas: no se podrán organizar actos para festejarlas en plazas o vías públicas.
  • Actividades recreativas: se suspende la concesión de nuevas autorizaciones para aquellas que la requieran.
  • Cabalgatas: solo podrán celebrarse en recintos acotados, con público sentado al 50% de aforo.
  • Belenes: solo en recintos acotados al 50% de su aforo y con distancia de seguridad.
  • Mercadillos: reducirán su aforo al 50%.
  • Alojamientos turísticos: los dueños serán responsables del cumplimiento de las medidas de prevención y de vigilar que se cumplan las limitaciones a las reuniones.
  • Esquí: se podrán seguir realizando con las correspondientes medidas de seguridad.