La Comunidad de Madrid quiere abrir la vacunación contra el coronavirus a todos los grupos de edad a partir del mes que viene.

Así lo ha confirmado este miércoles el consejero de Justicia en funciones, Enrique López, que ha trasladado la apuesta del Ejecutivo autonómico porque en julio y agosto se pueda vacunar a todos los grupos etarios indistintamente, ya que -ha apuntado- si se sigue citando por franjas de edad de 10 años "se puede producir una disminución de personas a vacunar" por las vacaciones.

El consejero ha realizado estas declaraciones tras visitar el Instituto de Formación Integral en Seguridad y Emergencias, donde ha apuntado que la Consejería de Sanidad entiende que esta forma de actuar sería "la más adecuada" teniendo en cuenta que en julio y agosto se producirá "un gran trasiego de ciudadanos" por las vacaciones estivales.

Por ello, ha defendido que "parece que ya fuera el momento de abrir la vacunación a todas las franjas de edad". El consejero ha añadido que lo importante es que el Gobierno central "se dedique a conseguir vacunas" y ha reclamado que "deje a las comunidades autónomas" que planteen su propia estrategia de vacunación, porque su política de salud pública es "muy adecuada y mucho más eficiente".

Estas declaraciones llegan después de que, este mismo martes, la Comisión de Salud Pública aprobase la vacunación para tres nuevos grupos de edad: de 30 a 39 años, de 20 a 29 y de 12 a 19.

Tras la reunión de la Comisión, en la que están representadas tanto las autonomías como el Ministerio de Sanidad, fuentes de la Consejería de Sanidad madrileña avanzaban a laSexta que el Gobierno autonómico consideraba que a mitad de julio habría que abrir la vacunación a todas las edades porque muchas personas irán cogiendo vacaciones, y subrayaban la necesidad de alcanzar al máximo número de personas que estén aún en Madrid.

Por otra parte, el consejero de Justicia ha recordado este martes que el titular autonómico de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, confía en que a finales de julio se pueda prescindir de la mascarilla en lugares abiertos y públicos, coincidiendo con la previsión de que la mitad de la población ya esté vacunada.

Una cuestión, la de relajar la obligatoriedad de la mascarilla en espacios abiertos, que la Comisión de Salud Pública no abordó el martes, aunque este miércoles el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, avanzaba que "pronto abandonaremos las mascarillas en las calles".