La Comunidad de Madrid rechaza las propuestas del Ministerio de Sanidad y exige más y mejores criterios para aplicar restricciones a la movilidad y el resto de medidas. Según apuntan a laSexta, creen que algunas "afectan a derechos fundamentales recogidos en la Constitución, como la libertad de movimientos" e instan por lo tanto a que "se ajusten a la legalidad".

En un comunicado, publicado minutos antes de las cuatro de la tarde, hora en la que está previsto el Consejo Interterritorial, el Gobierno de Díaz Ayuso ha mostrado más claramente su negativa a aplicar las medidas.

Creen que se debe tener en cuenta que la ciudad de Madrid es un conjunto de 21 distritos, de los que 18 superan los 100.000 habitantes, y por tanto, los índices no se pueden aplicar, en su conjunto, a toda la ciudad, dicen.

Y consideran que se precisa conocer la base científica y técnica que avala el nuevo criterio de los 500 contagios por cada 100.000 habitantes que propone el ministerio y ven necesario "crear una comisión de diálogo con criterios técnicos científicos, y legales".

Asimismo, el Ejecutivo regional apunta en su comunicado que deberá tenerse en cuenta el criterio de capacidad de elasticidad en camas de hospitalización y de puestos de UCI, ya que la comunidad "tiene la disponibilidad de ampliar la capacidad hospitalaria en caso necesario y está concluyendo además la construcción del nuevo Hospital público Enfermera Isabel Zendal, que incrementará notablemente dicha respuesta asistencial.

Por otro lado, señalan que ha de incluirse como criterio la capacidad diagnóstica de la Comunidad de Madrid, a su juicio muy superior a la del resto de autonomías. "Con la colaboración del Gobierno central, la región estaría en disposición de realizar un test a cada madrileño en estos momentos", aseguran.

Fuentes del Gobierno regional de Madrid aseguraban esta mañana a laSexta que quedaban muchos flecos para alcanzar un acuerdo entre ellos y el Gobierno central, que por su parte hay voluntad de acuerdo, que el Gobierno "ha pasado de querer imponer a atender a razones". "Ahora, toca ver cómo se cierra todo y cómo se desarrolla el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que no será fácil", eso decían horas antes.

Por su parte, fuentes del Gobierno central explican a la Sexta que "nadie puede entender la marcha atrás" de la Comunidad de Madrid, "ni los madrileños ni los españoles". Por ello, consideran que la CAM "debe actuar con responsabilidad y ser responsable con los acuerdos que suscribe" y recuerdan que emitieron un comunicado expresando su satisfaccion por el mismo. "La ciencia debe estar por encima de la política", critican.

La presidenta de la Comunidad de Madrid asegura que "no se rompe nada" con el último comunicado de la región, pero a la vez pide un nuevo acuerdo. "Buscamos un texto consensuado y basado en parámetros técnicos, no en tres genéricos", justifica Ayuso, quien recuerda que "hablamos de restringir derechos fundamentales de millones de personas".

 

Las medidas que contempla Sanidad

El Ministerio de Sanidad ha incluido en su borrador las medidas que se deberían aplicar en los municipios con mayor incidencia de casos de COVID-19. Unas restricciones que explicamos a continuación y estás enfocadas a la reducción de la movilidad, el control de los contactos sociales y la reducción de los aforos.

· Se restringirá la entrada y salida de los municipios afectados, salvo que los desplazamientos sean justificados: asistencia a centros sanitarios, cumplimiento de obligaciones laborales, asistencia a centros de estudio, retorno a la residencia habitual, desplazamiento a entidades financieras, cumplimiento de trámites ante órganos públicos u otras causas de fuerza mayor.

· Las reuniones, tanto en espacios públicos como privados, se reducirán a seis personas, salvo que sean convivientes o que se trate de una actividad laboral o institucional.

· Se suspenderá la actividad de los parques infantiles de uso público.

· El aforo en los lugares de culto tendrá que ser de un tercio, siempre que se garantice la distancia mínima interpersonal de 1,5 metros. A los velatorios solo podrán acudir 15 personas si es un espacio al aire libre o diez, en un espacio cerrado, sean o no convivientes. Mientras la comitiva para el enterramiento o la cremación se restringirá a 15 personas.

· El aforo en los locales comerciales se reducirá al 50% y la hora de cierre no podrá superar las 22:00 horas, salvo las excepciones que se prevean.

· El aforo en los establecimientos de hostelería y restauración y de juegos y apuestas se verá reducido a un 50% en espacios interiores y a un 65% en espacios exteriores. El consumo en barra no estará permitido, la ocupación máxima será de seis personas por mesa y la distancia entre las sillas de las agrupaciones de mesas tendrá que ser de 1,5 metros. No se podrán admitir clientes a partir de las 22:00 horas y se cerrará antes de las 23:00, a excepción de servicios de entrega de comida a domicilio.

· Las academias, autoescuelas y centros de enseñanzas no regladas también tendrán que reducir su aforo al 50%.

· En las instalaciones deportivas, tanto al aire como interior, el aforo será del 50% si es un espacio cerrado y del 65% si es un espacio abierto. Además, la práctica en grupos se reducirá a un máximo de seis personas. Las competiciones que estén bajo la tutela de Federaciones deportivas españolas tendrán que aplicar el protocolo de estas.

· Además, las comunidades autónomas con municipios afectados tendrán que reforzar sus capacidades para la detección precoz y el control de la enfermedad, así como en el ámbito de la atención sanitaria, de acuerdo a lo establecido en el Plan de respuesta temprana.

Las medidas que ya aplica Ayuso en Madrid

En Madrid, desde este lunes, ya hay varias zonas sanitarias con restricciones, que no difieren demasiado de las propuestas por Sanidad. Afectan a 45 área y son 1.025.574 personas afectadas por las limitaciones, representa el 15,4% del total de la Comunidad, y según datos de hace dos días, acumula en los últimos 14 días 13.516 contagios de coronavirus, el 27,2% de todos los diagnosticados en la región.

En las zonas afectadas, muchas en el sur de la capital, está restringida la entrada y salida de personas excepto para acudir a centros, servicios y establecimientos sanitarios, para cumplir con obligaciones laborales, profesionales, empresariales o legales, para asistir a centros docentes y educativos, para volver a la residencia habitual, para el cuidado de personas dependientes o para desplazarse a entidades financieras y de seguros.

Sí se permite circular por las calles que atraviesan estas zonas pero siempre que el origen y el destino sea fuera del mismo. Asimismo, se permite la circulación de personas residentes dentro de los ámbitos territoriales afectados aunque "se desaconseja a la población los desplazamientos y realización de actividades no imprescindibles".

Además, todos los establecimientos, locales comerciales y servicios abiertos al público no pueden superar el 50% del aforo permitido y tendrán como hora de cierre la legalmente autorizada, no pudiendo superarse en ningún caso las 22 horas, a excepción de los establecimientos farmacéuticos, médicos, veterinarios, de combustible para la automoción y otros considerados esenciales .

Los establecimientos de hostelería y restauración tienen limitado el aforo al 50%, tanto en espacios interiores como exteriores, no estando permitido el consumo en barra. Además, las mesas, deberán guardar una distancia de, al menos, 1,5 metros respecto a las sillas asignadas en el resto de mesas.

La ocupación máxima debe ser de seis personas por mesa o agrupación de mesas y tienen como hora de cierre la legalmente autorizada, no pudiendo superarse en ningún caso las 22 horas, a excepción de servicios de entrega de comida a domicilio. Estas mismas limitaciones de aforo y horario son aplicable a los establecimientos y locales en donde se desarrollen actividades de juegos y apuestas.

El Gobierno cree que las medidas pueden salir adelante

Y es que, en la tarde este miércoles los dirigentes autonómicos debatirán con el Gobierno central en el Consejo Interterritorial las medidas que ha propuesto el Ministerio de Sanidad. Unas restricciones que, en caso de ser aprobadas por una mayoría -no por unanimidad, tendrán que aplicarse en un plazo de 48 horas.

Ante las quejas de algunas comunidades por la negociación bilateral entre Madrid y el Ejecutivo, fuentes del Gobierno recuerdan que anoche Illa, antes de comparecer, habló con todos los consejeros y percibió un "ambiente propicio para que las medidas salgan adelante". Recuerdan que las decisiones del Consejo Interterritorial se toman por consenso y no necesita unanimidad.

Esperan que todos den su aprobación porque, recuerdan, una vez que se aprueben serán de aplicación en todo el territorio español. Aún así, han mostrado su satisfacción por el acuerdo y están convencidos de que será refrendado esta tarde. Satisfechos, dicen, porque consiguen su objetivo de que Madrid tenga que aplicar medidas más restrictivas y a su vez alivio por no tener que ir a la intervención, por las complejidades jurídicas que hubiera supuesto, añaden.