La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado las nuevas medidas que se implantarán en la región para hacer frente a los nuevos brotes de coronavirus. Las restricciones, que tienen que ver con el uso de la mascarilla y la limitación del ocio nocturno y las reuniones, entrarán en vigor el próximo jueves 30 de julio.

Mascarilla obligatoria

El uso de mascarilla será obligatorio en todos los espacios públicos, incluido en las terrazas. Una medida que ya ha sido implantada en prácticamente todo el territorio español.

Ayuso ha destacado que los madrileños usan mayoritariamente la mascarilla tanto en espacios públicos como privados de manera voluntaria. Sin embargo, ahora, "por asegurarnos", ha dicho Ayuso, ante la llegada de turistas y para concienciar a los más jóvenes, la Comunidad ha decidido hacerla obligatoria aunque pueda guardarse la distancia de seguridad.

Hasta diez personas en terrazas y reuniones

Además, se restringe la ocupación en las terrazas a grupos de no más de diez personas. También la Administración recomienda que las reuniones familiares y de amigos, tanto en espacios interiores como al aire libre, no congreguen a más de diez personas.

Cierre de locales a la 1:30 horas

El ocio nocturno se verá limitado en la nueva ordenanza al tener que cerrar los locales y las terrazas a la 1:30 horas, sin poder recibir nuevos clientes desde la 1:00 horas. Será necesario un registro de entrada a los locales con el DNI y el contacto personal para facilitar el rastreo en caso de que se produzcan rebrotes.

Más rastreadores

Ayuso también ha comunicado que se van a contratar nuevos rastreadores llegando hasta 360, duplicando la cifra actual. Aunque la presidenta regional ha advertido que podrían ser más en función de la evolución de la situación.