El ayuntamiento de Madrid de Martínez Almeida ha decidido no colgar la bandera arcoíris para celebrar el Orgullo LGTBI debido a la sentencia del Tribunal Supremo que prohíbe poner banderas "no oficiales" en el exterior de edificios públicos para preservar la neutralidad institucional.

En lugar de gran enseña que colgó el año pasado, en esta ocasión se limitará a iluminar el edificio con los colores del arcoíris.

Sin bandera arcoíris, Madrid opta por dar cumplimiento a la sentencia del Tribunal Supremo, que en cambio van a desobedecer el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Cataluña, que han anunciado que sí colgarán la enseña LGTBI.

"Ama. Hazlo con Orgullo; Piensa. Hazlo con Orgullo; Camina. Hazlo con Orgullo. Habla. Hazlo con orgullo", son los lemas elegidos por la coalición de PP y Cs en su segundo Orgullo al frente del Gobierno municipal.

El acto oficial de la capital para celebrar el Orgullo se celebrará el próximo lunes 29 de junio en el Parque del Retiro y están invitados todos los grupos políticos. Madrid no ha aprobado este año una declaración institucional para honrar esta fecha, 28 de junio, porque los grupos municipales decidieron no presentar estas iniciativas mientras negocian un pacto para la reactivación de Madrid tras el coronavirus.

PP y CS sí colgaron el año pasado la bandera arcoiris desde el Palacio de Cibeles, aunque se orilló en lugar de mantenerla en el centro del Palacio de Telecomunicaciones, una decisión que no contentó a Vox, que afeó que esta enseña oficial ondease desde el Consistorio de la capital.