El Gobierno de la Comunidad de Madrid mantiene la previsión de empezar a vacunar contra el COVID-19 a los menores de 40 años a finales de este mes de junio. Así lo ha confirmado el consejero de Sanidad en funciones de la región, Enrique Ruiz Escudero, quien ha recordado que para que esto se cumpla debe continuar el ritmo actual de inyecciones y se deben recibir las dosis suficientes para poder hacerlo.

Madrid arrancó este lunes con la inmunización de la franja de edad de 40 a 49 años, "la más numerosa" en cuanto a población en la región con más de 1,1 millón de madrileños. En declaraciones a 'Onda Madrid', Escudero ha indicado: "Más o menos, y sin que se tome como una regla 100%, aproximadamente cada tres semanas abrimos un grupo de edad",.

En este sentido, ha reiterado que la previsión es abrir la etapa de 30 a 39 años a finales de junio o principios de julio. Y se cumpla esto o no, el consejero en funciones ha avanzado que la Comunidad ampliará los puntos de autocitación.

"Vamos a ampliar la capacidad de autocitación, que hemos detectado que es un punto a favor. Cada vez que vamos abriendo franjas de edad de autocitación la aceptación es cada vez mayor y que los madrileños puedan elegir cuándo y dónde quieren vacunarse es una buena noticia", ha recalcado.

A favor de que los madrileños se vacunen en sus vacaciones

El responsable de Sanidad madrileño también ha reiterado la predisposición de la Comunidad para que se administre la segunda dosis de la vacuna en otra región durante las vacaciones de verano y ha recordado que así se trasladó al Ministerio de Sanidad en la Interterritorial celebrada este jueves. "Somos un Sistema Nacional de Salud y, por tanto, completar la pauta de vacunación no debería ser un problema para un madrileño que está de vacaciones en la Comunidad Valenciana, por ejemplo", ha destacado Ruiz Escudero en este sentido.

En este contexto ha valorado que Madrid ha sido la región que "más desplazados ha vacunado", y por ello ha pedido al Ministerio una mayor coordinación en la citación para posibilidad que se completa la pauta de inmunización en el lugar vacacional.