A partir del 1 de julio las escuelas infantiles que dependen del Ayuntamiento de Madrid reabrirán sus puertas para los niños de 0 a 3 años. Y a partir del 15, los menores también podrán acudir a campamentos de verano municipales.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha anunciado que esta reapertura de las escuelas infantiles, "en consonancia con las escuelas infantiles de la Comunidad", y la vuelta de los campamentos de verano son dos medidas encaminadas a "facilitar la conciliación" tras el periodo de confinamiento obligatorio por la crisis del COVID-19.

"Es muy importante que los niños puedan ir avanzando hacia la normalidad, sobre todo también porque es muy importante que los padres puedan conciliar", ha destacado la política de Ciudadanos en rueda de prensa.

Por ello, en ambos casos (escuelas y campamentos), se realizarán las actividades tratando de reducir el aforo, para evitar el contagio de coronavirus, y se priorizará a un colectivo: el de aquellos padres y madres que tengan que realizar un trabajo presencial. Precisamente, el supuesto excepcional que el Gobierno planteaba para la reapertura de estos centros durante la desescalada y antes del inicio del próximo curso en septiembre.

Los padres deberán acreditar que no pueden teletrabajar y que, por lo tanto, sus obligaciones laborales no son compatibles con el cuidado de los menores a su cargo.

Un "responsable de seguridad e higiene" para cada actividad

Mantener las medidas de higiene y seguridad será clave tanto en las escuelas infantiles como en los campamentos. Por ello, desde el Consistorio han establecido la figura del "responsable de seguridad e higiene" que deberá estar presente en cada actividad que se desarrolle en los campamentos urbanos.

Se convocarán 1.500 plazas y otras 430 más para niños con algún tipo de discapacidad. Los grupos no podrán ser de más de cinco para niños de 3 a 5 años, ni de más de nueve para niños de entre 6 y 12 años, y cada día se les impartirá una charla informativa sobre las medidas de seguridad que deberán seguir antes de comenzar las actividades. Además, se les tomará la temperatura antes de entrar.

Las piscinas de la comunidad abren en julio

Junto con las escuelas municipales, el 1 de julio también reabren las piscinas públicas madrileñas. Las que dependen del Gobierno regional, seguro abrirán sus puertas a los bañistas al comienzo del próximo mes, tal y como ha indicado el vicepresidente Ignacio Aguado.

El de Ciudadanos también ha adelantado que coincidirá con la reapertura de las piscinas municipales, gestionadas por el Ayuntamiento. Aunque el propio alcalde, José Luis Martínez-Almeida no había fijado una fecha concreta, sí palanteó la posibilidad de que las piscinas se podrían abrir en julio.