La madre del niño Gabriel Cruz, Patricia Ramírez, ha reclamado que no se utilice la imagen de su hijo con fines políticos después de que un coordinador de Vox en Almería utilizase una fotografía del pequeño, asesinado en 2018, para criticar las protestas antirracistas a raíz del homicidio de George Floyd en Estados Unidos. Una publicación que ha motivado su cese.

Juan Cabrera, coordinador de Vox en la zona de Las Salinas de Roquetas del Mar, publicó el viernes en Facebook una imagen del menor junto a Ana Julia Quezada, que cumple prisión permanente revisable por su asesinato, comparando su caso con la indignación que ha suscitado la muerte de Floyd, para arremeter contra las manifestaciones contra el racismo y la violencia policial.

"Ayer todas las redes se llenaron de imágenes en negro para protestar por la muerte de George Floyd a manos de un policía blanco. Pero no pusieron imágenes en blanco cuando esta negra torturó y estranguló a Gabriel de ocho años en Almería", escribió Cabrera en su publicación, a lo que añadía: "La gente mala es mala y punto no importa su color".

La propia madre de Gabriel ha lamentado en un vídeo que este "militante de Vox" relacionase "desgraciadamente" el asesinato de su hijo "con lo que ha ocurrido en Estados Unidos con el delito de muerte y el racismo".

"Hace dos años, cuando murió mi hijo, les pedí por favor que callaran la rabia y evitasen vincular este asesinato, así quedó probado en sentencia, de un asesinato racista", ha incidido, asegurando que "lo que hizo esta mujer, nada tiene que ver ni con su país de origen, ni con su color" y ha rogado que se deje de utilizar la imagen de su "pequeño Gabriel, y mucho más concretamente esa, en la que sale con su asesina".

Ramírez ha subrayado "el dolor que nos están causando a la familia y no les voy a decir el disgusto que esta madre está pasando" y ha recordado que el proceso judicial sigue en curso -la sentencia de la Audiencia de Almería fue recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y nuevamente ante el Supremo-. "Lo único que estamos consiguiendo con publicar su foto al lado de la de mi hijo y seguir hablando de ella y de lo que hizo, con este tipo de comentarios, es facilitarle que pueda apelar esta sentencia", ha afirmado.

"Por favor, les ruego que no utilicen más la imagen de mi hijo a este efecto", ha recalcado, censurando el uso político de la imagen de Gabriel, "sea por Vox, PP, PSOE, IU o quien sea, porque no es un niño el que tenga que hacer imagen de una política, ni el color de una persona que lo mata".

 

Vox ha cesado al coordinador en cuestión

Tras lo ocurrido, la gestora de Vox en Almería ha cesado a Cabrera, manifestando que "lamenta profundamente la utilización de la foto de Gabriel Cruz por parte del ya excoordinador de Vox en Las Salinas de Roquetas, Juan Cabrera". "La opinión publicada en su Facebook, que es personal, el partido no la comparte en absoluto", ha agregado la formación de extrema derecha en Twitter.

 

Cabrera, por su parte, ha mantenido la publicación en Facebook y ha criticado su cese. "Agradezco la celeridad con que mis compañeros de partido han tomado la decisión de cesarme en el cargo, sobre todo porque han dejado claro que ha sido por una discrepancia de opinión expresada en mi "facebook personal" (solo faltaba que no se pudiera opinar lo que uno quiera en su "casa")", ha escrito en la misma red social.

La publicación en la que utilizaba la imagen del pequeño Gabriel no era la primera en la que el ya excoordinador de Vox criticaba las manifestaciones contra el racismo. En un mensaje anterior, también en Facebook, criticaba que los concursantes del programa 'Operación Triunfo' hubieran hincado una rodilla en el suelo durante una de las galas, gesto simbólico de las protestas. Una imagen que calificó de "foto de la vergüenza" y "puro postureo".