El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el anteproyecto de los Presupuestos Generales del Estado para el año 2022 acordados entre el PSOE y Unidas Podemos. Unas cuentas que contarán con 27.633 millones más por los fondos europeos y que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha definido como los de "la recuperación justa" y que "pretenden hacer de España un país más productivo, competitivo y sostenible".

Montero ha detallado en rueda de prensa algunas de las partidas más importantes de estos PGE, entre ellas la inversión de 12.550 millones de euros en materia de juventud, "casi el doble que el año anterior". Parte de ese presupuesto se transformará en las ya anunciadas ayudas de 250 euros a jóvenes para facilitar el acceso a la vivienda, así como un bono joven cultural de 400 euros que podrán gastar en compra de libros, entradas de cine, música o danza entre otros.

Esas cuentas también contemplan 2.199 millones para becas de educación, "la mayor cifra jamás invertida", así como un sistema de becas para aspirantes a juez, fiscal o abogado del Estado que pondrá en marcha el Ministerio de Justicia.

Otros 13.298 millones de euros irán destinados a la investigación, el desarrollo, la innovación y la digitalización, una cifra que según el Gobierno duplica el presupuesto de 2020.

La ministra Montero ha hecho hincapié en que "seis de cada diez euros se destinarán a gasto social", como es el caso de la atención a la dependencia, cuyo presupuesto "aumentará un 23,3%". Además se destinarán 7.600 millones para políticas de empleo que reforzarán la Formación Profesional y medidas para la inserción y la estabilidad laboral.

El Gobierno también ha anunciado que dotará con 4.436 millones el Ingreso Mínimo Vital y las prestaciones familiares, así como el bono social térmico, que "se incrementará un 44%" para luchar contra la pobreza energética. Además, Montero ha asegurado que planean una partida de 4.200 millones contra "la despoblación y la vulnerabilidad territorial".

En materia impositiva, el Ejecutivo ha anunciado que los PGE establecerán un tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades, una medida que no se llegó a aprobar en las cuentas de 2019 y que "sitúa a nuestro país en el consenso de la fiscalidad internacional".

Otra partida de 11.300 millones irá destinada a políticas de industria, para incentivar su localización en los territorios o apoyar la competitividad de las pymes. Además, otros 11.800 millones irán destinados a infraestructuras y ecosistemas resilientes.

Se trata de unas cuentas públicas que recogen los 27.633 millones de los fondos europeos para la recuperación, cuyo mayor porcentaje se destinará a la Industria y Energía. "Casi 9 de cada 10 euros del plan de recuperación se destinan a la inversión. Serán la locomotora del crecimiento en nuestro país", ha dicho Montero.

La lucha contra la desigualdad también juega un papel fundamental, según el Gobierno, que apunta a que el 90% de los presupuestos, más de 328.000 millones, "contribuyen a cerrar la brecha de género".

Suben las pensiones mínimas y los salarios de funcionarios

El anteproyecto de los PGE también recoge una subida del 3% de las pensiones mínimas y no contributivas en 2022. Además, la partida total de las pensiones subirá un 4,8% con pagos a 10 millones de pensionistsa, que supondrán 171.165 millones de gasto.

El resto de pensiones vuelven a estar vinculadas a la inflación por lo que la cifra de subida no queda reflejada en los Presupuestos Generales del Estado.

Además, las cuentas del Gobierno reflejan una subida del 2% de los salarios de los funcionarios públicos.