La organización ultracatólica Hazte Oír ha colocado en 150 marquesinas de autobuses interurbanos de Madird carteles para publicitar un teléfono de atención a "víctimas de adoctrinamiento de género".

Según ha explicado la organización en un comunicado, estos espacios publicitarios se localizan en la capital, Getafe, Rivas Vaciamadrid o Leganés y lanzan un peligroso mensaje hacia los padres para que "cuenten los casos de adoctrinamiento de género que se produzcan en las escuelas".

"Hay familias de la Comunidad de Madrid, y de otras partes de España, que están sufriendo porque los activistas LGTBI y de género se están introduciendo en las aulas para ideologizar o realizar actividades con los menores", han deslizado desde Hazte Oír, quienes han denunciado que los padres están "desamparados" porque la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, no quiera aplicar el veto parental.

Por su parte, la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, ha expuesto que no entiende cómo una institución pública como es la Comunidad de Madrid, "permite que se hable de adoctrinamiento de género en las aulas, en lugar de proteger y defender una sociedad igualitaria e informada".

Además, ha recordado que "el propio consejero de Transportes, de quien depende el Consorcio Regional, Angel Garrido, aseguró en una entrevista este mismo mes que se ve que el 'pin parental' es un pin neandertal", mostrando su rechazo precisamente a lo que se publicita en las marquesinas.

No es el primer encontronazo que tiene el colectivo con algunos de estos ayuntamientos. Así, a principios de mes la Policía Local de Leganés impidió a Hazte Oír el reparto de folletos sobre el veto parental a las puertas del colegio público Miguel Hernández.

Por su parte, fuentes de la Consejería han explicado que la explotación publicitaria de las marquesinas de autobuses interurbano corre a cargo de una empresa adjudicataria que es la "responsable exclusiva de la aceptación y contratación de campañas".

Así, han precisado que el contrato fue adjudicado en abril de 1999 a Clear Channel y han remarcado que el Consorcio "no supervisa el contenido de las campañas publicitarias que contrata"; pero que en caso de que haya dudas se remite a "Autocontrol de la Publicidad" para que emita un informe de idoneidad.

"En este caso, el informe de Autocontrol señala que 'no encuentra obstáculos que desaconsejen su difusión en medios de publicidad exterior'. La difusión de publicidad política sólo está prohibida en televisión", han zanjado desde Transportes.