El armamento ya no está en manos de la banda terrorista. Lo gestionan los autoproclamados mediadores en el proceso de desarme. Lo ha revelado el portavoz de la Sociedad Civil para la Paz Txetx Etcheverry en una entrevista en el Diario Vasco.

Eso sí, de momento, no aclaran dónde se encuentran los zulos en los que ETA escondería unas 100 armas y casi 2.000 kilos de explosivos.

La gestión del arsenal terrorista es una de las claves del proceso de desarme. Desde el gobierno francés avisan: no van a negociar las condiciones. Para el Elíseo es ETA la única que tiene que informar sobre dónde están los zulos. Quieren evitar manipulaciones en las armas implicadas en atentados y asesinatos.

Rajoy ha apuntado en la misma dirección, la de mantenerse dentro de la legalidad y sin contrapartidas: "En este país no se paga precio político por eso. Se cumple la ley, que es la voluntad de la gente".

Desde el Gobierno Vasco, Jonan Fernández, secretario general para la Paz y la Convivencia consideran que el anuncio es legal porque, dicen, los depósitos de la banda terrorista se notificarán a la Justicia francesa.

Para las víctimas, el paso unilateral llega demasiado tarde. El reproche se lo han hecho en una ofrenda floral por el asesinato del concejal socialista Juan Priede hace 15 años. "El fin definitivo, cuando ETA lo anunció en octubre 2011 llegó tarde, ahora ETA dice que se va a desarmar y llega tarde", ha dicho Idoia Mendia, secretaria general del Partido Socialista de Euskadi.

Priede fue asesinado a los 69 años cuando tomaba un café mientras estaba sin su escolta.