Los expertos advierten: "El riesgo de que haya epidemias en el mundo es cada vez más alto". Así lo asegura José Félix Hoyos, presidente de Médicos del Mundo.

"Ya hemos visto en España que llegan a aparecer virus que son poco frecuentes en nuestro territorio como el Virus del Nilo Occidental", apunta José Antonio López, jefe del departamento de Neurovirología de la UAM.

Mejorar la prevención, esencial

Por eso, tenemos que aprender de esta crisis y mejorar el modelo de prevención.

Aunque ya existen sistemas como el GOARN que vigilan permanentemente la aparición de brotes epidémicos, ¿por qué no contar con una unidad de rastreadores permanente?

"Quizá no todos los trabajadores que ahora mismo harían falta serían necesarios, pero sí un gran número, o al menos un número fijo se debería mantener", añade López.

El equipo estaría preparado para actuar

Un equipo que no solo trabaje durante los momentos de pandemia, sino que estén prevenidos ante cualquier amenaza.

"Hay que tener equipos de respuesta rápida que puedan ir a lugares donde haya una expansión más rápida de los casos como has sido ahora Cataluña, Madrido Aragón", indica Hoyos.

Para la mayoría de los expertos no es necesario que sean sanitarios, pero sí que cuenten con un entrenamiento específico para desarrollar esta labor. "No haría falta una formación previa en medicina u otras disciplinas asociadas con la sanidad, es una cuestión más detectivesca", sostiene López.

"Esa formación de qué tienes que preguntar, cómo tienes que preguntar, qué recursos tienes, cuántas veces tienes que seguirl, a cuántas personas tienes que llegar por cada caso", añade Hoyos.

Formación que solo ejecutarían en época de pandemia, ya que mientras podrían desarrollar otros trabajos. No obstante, ante cualquier amenaza se incorporarían a la unidad de rastreadores lo antes posible.

Un modelo similar al de los Bomberos de Chile: voluntarios que han recibido un entrenamiento previo, que tienen otro trabajo, pero que rápidamente intervienen cuando hay un incendio que apagar.

"Tiene que haber personas que aunque estén dedicadas a otra cosa, rápidamente se puedan movilizar", explica Hoyos. Una estructura específica y prevenida para actuar ante cualquier nuevo riesgo.