A dos semanas del regreso a las aulas todavía no hay un protocolo específico que trate la reapertura de los centros educativos en plena pandemia de coronavirus. Por ello, el personal docente duda de que se puedan reanudar las clases presenciales.

Uno de los problemas principales que observan desde este sector es la ratio de alumnos por clase. Marian González, directora del IES Juan de Mairena, en Madrid, asegura que "no hay aulas para meter a la mitad de los alumnos". Y es que, en la actualidad, en cada clase hay unos 30 estudiantes.

Asimismo, los docentes madrileños denuncian que no pueden esperar a la semana que viene para conocer el plan del Gobierno. Y es que, la Consejería de Educación dará a conocer el protocolo a seguir en colegios, institutos y universidades el próximo 25 de agosto.

Ante esta situación, Comisiones Obreras, UGT, la CGT y STEM anunciaron el pasado 19 de agosto movilizaciones del profesorado y "jornadas de huelga en el comienzo del curso lectivo", con una jornada de huelga conjunta de todos los niveles de enseñanza no universitaria el próximo 10 de septiembre.

Los profesores consideran que la seguridad no puede garantizarse al 100% en todos los cursos. Fidel González, director del CEIP Rodríguez Martín de Osuna, en Sevilla, ha denunciado que no disponen "de recursos suficientes para garantizar la seguridad".

Otro de los problemas se sitúa en los contactos de los alumnos fuera del centro educativo. Rafa Ortega, director del Colegio Pintor Gimeno Barón, de Vila-real, recuerda que los docentes pueden controlar a los estudiantes con aulas burbuja, pero después de las clases "pueden ir a jugar o al parque juntos.

A la espera de la conferencia de presidentes autonómicos que se celebrará el próximo 27 de agosto con los ministros de Sanidad, Educación y Política Territorial, algunos centros ya han comenzado a elaborar sus propios protocolos.