Durísimo, el líder de Vox ha empezado su discurso del debate de investidura de Pedro Sánchez pidiendo la detención de Quim Torra después de que la Junta Electoral lo haya inhabilitado.

"Afrontamos un debate en circunstancias excepcionales"

"Torra debe ser detenido, afrontamos un debate en circunstancias excepcionales, con un presidente de una Generalidad en total y absoluta rebeldía. Torra acaba de ser condenado e inhabilitado por los tribunales por desobediencia", ha asegurado.

Atribuyéndose el mérito, Santiago Abascal ha dicho que la decisión de la Junta Electoral llega "a raíz de una querella que Vox inició en los tribunales".

Tras sus palabras, los diputados de Junts per Catalunya han abandonado el pleno del Congreso en señal de repulsa.

"Torra tiene la respuesta de un rebelde"

Impasible, Abascal ha continuado su intervención denunciando que tras la inhabilitación de Torra, el president de la Generalitat "ha tenido la respuesta de un rebelde y sedicioso".

"Ha decidido arriar la bandera de España, convocar ilegítimamente un pleno y ha dicho, en una declaración clarísima de desobediencia, que no se da por destituido porque sólo le destituye el Parlamento de Cataluña".

Calificando a Sánchez de "villano de cómic, estafa y fraude" y su investidura de "emboscada a la Constitución", Santiago Abascal ha insistido en que "el señor Torra debe ser detenido" y ha lamentado que "en España no hay ley por las necesidades de la investidura del señor Sánchez".