Esta semana se ha confirmado el cambio de tendencia: la incidencia de coronavirus vuelve a subir en España. Desde el 15 de marzo, este parámetro ha aumentado casi 10 puntos en la media nacional hasta situarse en 138,63 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

A la cabeza en incidencia acumulada están Melilla, con más de 500 casos por 100.000 habitantes (501,81), Ceuta (260,68) y Madrid, que supera ampliamente la media nacional con 241,12 casos de COVID-19 por 100.000 habitantes.

Ante estos datos, el virólogo José Antonio López Guerrero advierte de que "algunas comunidades con índices altos de transmisión, como puede ser la Comunidad de Madrid, no bastaría con un cierre perimetral si no complementamos con medidas de restricción dentro de la comunidad".

Y es que estos datos llegan con el inicio de la Semana Santa, un periodo vacacional en el que las autonomías permanecerán confinadas perimetralmente para evitar la propagación del virus, según acordaron Sanidad y autonomías en el Consejo Interterritorial, que asimismo decidieron aplicar un toque de queda como máximo a las 23:00 horas y limitaciones a las reuniones.

Mientras, crecen los contagios también en Navarra, que este sábado registraba 159 nuevos positivos, casi medio centenar más que el sábado pasado. Por su parte, Murcia ha notificado 55 nuevos casos y un fallecido este sábado. Los casos siguen al alza también en Cantabria, con 42 casos notificados y un fallecido, así como un ligero aumento de los hospitalizados.

En Aragón, por su parte, bajan los contagios con respecto a la semana pasada y notifica este sábado 148 casos y dos fallecidos. Se trata de la comunidad con una incidencia más baja de la variante británica del virus, que supone allí 32% de los casos.

Baleares también ha bajado sus contagios con respecto al sábado pasado, notificando en la última jornada medio centenar de casos y ningún fallecido. El archipiélago es la segunda comunidad con la incidencia acumulada más baja.

La Comunidad Valenciana, por su parte, ha registrado este sábado 119 nuevos casos de coronavirus y siete fallecimientos, y Euskadi ha notificado 42 contagios y un fallecido en la jornada previa.

Extremadura, que llegó a tener 1.448 casos por 100.000 habitantes a principios de año, tras duras restricciones logró convertirse en la primera autonomía por debajo de los 50 casos de incidencia, pero este parámetro se ha duplicado en el último mes. Este sábado, ha comunicado 294 casos (29 más que el sábado anterior) y una muerte.

Por su parte, Castilla y León ha informado de 294 casos (66 más que el sábado de la semana pasada) y cinco muertes; allí preocupa Soria, con una incidencia de 262. Mientras, Canarias registra una leve bajada en los contagios, notificando 169 este sábado (31 menos que el anterior), pero suma cinco fallecidos.

A su vez, cinco comunidades tienen las UCI en 'riesgo extremo': Cataluña, Ceuta, Madrid, Melilla y La Rioja. La peor cifra sigue siendo la de los fallecidos: esta semana se han sumado de media 300 muertes al día, superando el viernes la barrera de los 75.000 fallecidos, aunque Cataluña ha notificado muertes atrasadas.

La cifra global, en cualquier caso, es dramática: una de cada tres muertes de toda la pandemia se han producido en lo que va de 2021.